¿Existe realmente el re-enamoramiento en pareja después de años?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A lo largo de los años las relaciones de pareja van transformando sus sentimientos hasta que llega un punto cercano al desamor que resulta muy peligroso. Es un momento crucial en el que o piensas en la ruptura o decides mantener la pareja por inercia. Pero también hay quien prueba a enamorarse de nuevo de su pareja. Y nos preguntamos si es posible ese re-enamoramiento en pareja después de muchos años.

Volver a enamorarte de tu pareja

Las cosas ya no son como al principio. Esa efervescencia del enamoramiento no hay cuerpo humano que lo soporte, por eso las relaciones de pareja van transformando sus sentimientos y van moderando la intensidad de las emociones. Con los años llegas a un punto en que no sabes si quieres a tu pareja realmente o estás en esa relación por inercia. Y la verdad es que te encantaría volver a enamorarte de tu pareja. ¿Es posible?

Sí. Es posible re-enamorarte de tu pareja después de muchos años, es posible volver a sentir las mariposas en el estómago, aunque esta vez sin el factor sorpresa porque ya conoces de sobra a tu pareja. Pero el amor puede volver, la chispa se puede encender si hay cariño y, sobre todo, si hay intención por ambas partes de hacer un lavado de cara a la relación.

Una mujer sabia dijo una vez que el amor en pareja, en esas parejas de larga duración, es como las olas del mar. Ese amor que una vez sentiste se ha ido como las olas se alejan de la playa, pero las olas siempre vuelven, a veces con más fuerza y la espuma del amor te vuelve a envolver pasado un tiempo. Si no hay fisuras, si no hay faltas de respeto, si no hay falta de amor, es posible volver a enamorarte de tu pareja.

La diferencia entre el re-enamoramiento y el enamoramiento primero es que esta segunda vez es provocado. La primera vez tú no intervienes, es tu corazón en complicidad con Cupido quien decide, porque no eres tú la que elige de quién se enamora. Esta vez sí es decisión tuya. Quieres volver a enamorarte de ese hombre con el que llevas compartiendo tu vida desde hace años. Y si él quiere lo mismo, no solo es posible sino que además es un proceso para disfrutar.