¿Puedes elegir de quién te enamoras?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Una cosa es el amor y otra muy distinta las relaciones de pareja. Enamorarse no siempre implica relación porque no siempre te enamoras de la persona más adecuada para formar una pareja. Nos estamos preguntando si puedes elegir de quién te enamoras. Teorizamos sobre el enamoramiento.

La elecciones que haces cuando te enamoras

Hay una pregunta que ronda las mentes de millones de personas. ¿Puedes elegir de quién te enamoras? La respuesta es un rotundo no. Y para esta pregunta no vamos a acudir a las teorías científicas sobre el amor o sobre los procesos bioquímicos que rigen el enamoramiento. Nosotras, como conejillos de indias enamoradizas, lo hemos vivido en nuestras carnes.

De ninguna manera puedes elegir de quién te enamoras. No te costará darte cuenta de esto si revisas tu historial sentimental y te encuentras a unos cuantos ejemplares de lo más inconvenientes, hombres tóxicos, hombres difíciles, hombres imposibles y hasta hombres que te caen mal. Si hubieras podido elegir, seguro que no hubieras elegido a ninguno de ellos.

Pero ocurrió, te enamoraste y hay que aceptarlo. Como tendrás que aceptar los siguientes enamoramientos. No puedes hacer nada por nada por evitarlo, no puedes elegir absolutamente nada porque el enamoramiento es un estado de enajenación mental, para bien o para mal transitorio, del que no eres responsable tú, sino ese diablillo elevado a la categoría de dios que es Cupido.

No te queda más que rendirte al enamoramiento, vivirlo con toda la intensidad y superar el desamor de la mejor forma posible. Pero ten en cuenta en todo momento que si bien no puedes elegir de quién te enamoras sí puedes elegir con quién formas una pareja. Dar rienda suelta al amor y ser honesta con tus sentimientos te obliga a vivir el enamoramiento mientras dure, no a comprometerte con el hombre equivocado para toda la vida.