Las fases del enamoramiento paso a paso

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las fases del enamoramiento

No nos enamoramos para tener una relación de pareja, nos enamoramos para vivir una temporada felices como perdices en nuestro mundo rosa y de ilusión. Y que no nos quite nadie esa sensación de felicidad absoluta. Pero hay que saber reconocer las fases del enamoramiento porque enamorarse no deja de ser una enajenación mental transitoria.

El enamoramiento paso a paso

Después de la tormenta llega la calma. Y el enamoramiento es precisamente como una tormenta de emociones que la mayoría de las veces se convierte en un huracán que arrasa con toda la cordura. Las adictas al amor lo sabemos bien. Estas son las etapas de un enamoramiento.

1 ¿Qué me está pasando? Me está mirando a mí. Ese hombre con sus vaqueros, su camisa, su barba de tres días y su sonrisa de infarto que parece recién salido de las páginas de una novela erótica me está mirando a mí. Y estoy notando millones de mariposas en el estómago.

2 Estoy tonta. Me acabo de volver tonta porque es que el tipo además es simpático, ingenioso y quiere quedar conmigo. Ahora no dejo de darle vueltas a la primera cita y su imagen no se va de mi mente, hasta mi jefe me ha preguntado quién ese tipo que me sale de la oreja, es que se me ve, se me nota.

3 Estoy loca. La primera cita ha sido un éxito y mucho más. Ese hombre ocupa el trono del dios del sexo y yo no sé qué hacer para que pasen las horas más rápido y pueda volver a estar con él. Estoy loca, loca, loca, si me preguntan mi nombre, seguro que ni me acuerdo. Del suyo sí.

4 Estoy muerta de amor. Después de unos encuentros no puedo sino confirmar que es el hombre ideal. Sin duda el amor de mi vida, porque no puedo estar así de muerta de amor por alguien que algún día desparecerá de mi vida. No señor, este es el hombre de mi vida seguro. Si es que además es perfecto.

5 A lo mejor no es para tanto. Bueno, tal vez no es para tanto. A lo mejor no es el hombre definitivo porque Don Perfecto está sacando a relucir algunos defectillos. Esperaré un tiempo porque si es amor de verdad podremos superar cualquier diferencia...

6 El amor entra en coma. Pues no, no era amor de verdad, no era el hombre perfecto y ni siquiera pasará con mucha gloria a las páginas de mi historial sentimental. Fue bonito mientras duró. Pero ahora he recuperado la cordura y la razón y nunca nunca más me voy a volver a enamorar así.