La verdad de 'un clavo saca otro clavo' en el amor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando pasas por la experiencia de un desamor, cuando una relación de pareja se rompe, no hay consuelo ni alivio para el dolor. El objetivo es olvidar, recuperarse cuanto antes y por eso ponemos en práctica cualquier consejo que nos brinden. Analizamos la teoría del clavo que saca otro clavo en el amor. ¿Realmente funciona?

¿Funciona la teoría de un clavo saca otro clavo?

No se nos ocurre dudar de eficacia de la sabiduría popular, pero sí de la interpretación que le damos a refranes y frases hechas que tal vez no sea la más adecuada. El clavo que saca otro clavo en el amor está muy extendido en nuestra cultura y quienes más lo practican son esas personas que viven en relaciones liana encadenando una pareja tras otra sin tiempo para el duelo de la ruptura.

Tal vez les funcione a unos pocos, tal vez no sea la forma más saludable de entender las relaciones de pareja. El caso es que a la mayoría de la gente no le funciona esta teoría de los clavos. Su pareja se rompe y se ponen a buscar un clavo nuevo que saque el clavo anterior y no funciona. Porque el clavo viejo está enquistado en el corazón y no deja que ningún clavo nuevo profundice, si acaso hace más grande la herida.

No hay clavo que saque a otro clavo del corazón. Los clavos nuevos no te hacen olvidarte de tu exnovio ni te ayudan a superar las heridas de tu relación anterior porque eso solo lo puede hacer el tiempo y un esforzado trabajo de superación personal. Ahora bien, ni se nos pasa por la cabeza infravalorar la eficacia de la teoría de los clavos.

Hay un aspecto de esta teoría de los clavos que resulta todo un éxito y es en el plano sexual. Hablamos de sexo, no de amor. Tú estás viviendo un desamor por la ruptura y no deberías enamorarte de nuevo hasta que lo hayas superado. Pero atención porque a tu alrededor pululan un montón de clavos dispuestos a que tu vida sexual no se paralice tal y como ha hecho tu corazón.