5 maneras de afrontar las primeras vacaciones tras la ruptura

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando una relación de pareja se rompe, toda tu vida se descoloca y debes empezar a reconstruirla. Aunque nunca es un buen momento para vivir el desamor, lo cierto es que las vacaciones no es una época tan mala como pueda parecer en un principio. Tenemos algunas maneras de afrontar las primeras vacaciones tras la ruptura y que puedas superarlo antes.

Cómo vivir tus vacaciones tras la ruptura

La verdad es que cualquier forma de romper una pareja supone un desastre y también cualquier momento es inoportuno. Pero vamos a ser positivas y a pensar que si has roto hace poco con tu novio y se acercan las vacaciones, puede ser una buena oportunidad para recuperarte antes.

1 Mudanza. En el caso de que además de la pareja se haya roto también una situación de convivencia, puedes aprovechar las vacaciones para buscar con tranquilidad un nuevo apartamento, más de tu gusto, un hogar que te produzca buenas vibraciones y que será tu soporte para tu nueva vida.

2 Redecora. Puede que seas tú la que se queda en el mismo piso en el que vivías con tu ex. En ese caso debes eliminar rastros de tu vida sentimental anterior, debes borrar el recuerdo de tu ex y eso se hace con una redecoración que le aporte un nuevo aire a tu casa.

3 Viaje con amigas. Como los viajes son una de las mejores medicinas para el desamor, cuenta con esta opción como tratamiento para superar la ruptura. Apúntate a esas vacaciones que tus amigas han preparado y a las que tú no pensabas ir porque estabas en pareja. Ahora puedes disfrutar con tus amigas.

4 Familia. Tras una ruptura sentimental sienta muy bien pararse un poco para buscarse a una misma. Hacer un ejercicio de introspección para saber quién eres y lo que quieres a partir de ahora se consigue mejor si regresas a los paisajes de tu infancia y sientes el arraigo y el cariño de tu familia.

5 Viaje en solitario. No es apto para todas las almas, especialmente para aquellas que tienen pánico a la soledad, pero un viaje en solitario te hará darte cuenta mucho antes de todas las cosas de las que eres capaz por ti misma. Tu independencia empieza con un viaje en solitario, lo mismo que el descubrimiento de que hay mil oportunidades de ser feliz sin pareja.