El sufrimiento de la ruptura por etapas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando tu relación de pareja se rompe hay algo que tienes garantizado y es que vas a sufrir. No queremos ser tremendistas o negativas, pero el dolor es inevitable en una ruptura. Hemos analizado el sufrimiento de la ruptura por etapas, no para regodearnos en la tristeza, sino para tener más claro cuándo se acerca el principio de una nueva vida más feliz.

Las etapas de dolor en una ruptura

Antes o después, la ruptura se supera, el dolor termina y empiezas a sonreír ante la perspectiva de una nueva vida mucho mejor que la anterior. Pero para que llegue ese momento, antes tendrás que pasar por algunas etapas.

1 Aceptación ficticia. El primer momento cuando tu novio de deja o tú le dejas a él es el de aceptación. Pero es una aceptación ficticia, piensas que romper es lo mejor y que ambos estaréis mejor cada uno por su lado. No te confíes.

2 Incredulidad. No te confíes porque acto seguido viene la incredulidad. ¿De verdad hemos roto?, ¿cómo es posible si éramos tan felices?, ¿no será una crisis de pareja que podamos superar? Porque no puede ser que vuestra historia de amor haya acabado así. Así no.

3 Negación. Y como no estás dispuesta a poner ese punto y final tan poco decoroso a vuestra historia de amor, dices que no, que no ha llegado el final, que te niegas a aceptar que ya no sois pareja, porque hubo un tiempo en que erais invencibles. Esto solo es una mala racha.

4 Angustia. Pero poco a poco te das cuenta de que sí, de que tu pareja se ha roto y ya no hay marcha atrás. Y te sientes incapaz de vivir sin tu novio, crees que nunca más vas a poder ser feliz, ni sola ni con otro hombre. Esta etapa de angustia es la que te lanza al fondo del pozo y tienes dos opciones: o quedarte hundida o intentar salir de las profundidades.

5 Tristeza. Debes intentar por todos los medios salir lo antes posible de ese pozo de angustia porque el desamor también puede provocar depresión. Acude a tu familia, a tus amigas o a cualquier método de superación para ir subiendo, poco a poco y acompañada de la tristeza, que esa no te va a dejar tan pronto.

6 Confusión. La tristeza no te deja ver las cosas con claridad y estás confundida. No sabes qué tienes que hacer, si salir de fiesta con tus amigas o quedarte en casa llorando, si hacer ese viaje en solitario o taparte con la manta en el sofá. Pero entre la confusión se va abriendo paso una idea y es la de que pronto tendrás que empezar a actuar.

7 Aceptación real. Y cuando te das cuenta de que tú eres la única que puede hacer algo para superar la ruptura, para olvidar a tu ex y para disfrutar de tu nueva vida es cuando llega el momento de la aceptación real. Ahora sí aceptas que todo ha terminado, que tu novio ya no te quiere o que la historia no podía ser. Y ahora es el momento en que el sufrimiento termina y empieza la acción, empieza la recuperación de verdad.

Puedes leer más artículos similares a El sufrimiento de la ruptura por etapas, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.