Consejos para afrontar tu primera crisis de pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo solucionar la crisis de pareja

Nadie nos ha contado qué pasó después del ‘y fueron felices y comieron perdices’, por eso tenemos que buscarnos nostras solitas la forma de solucionar algunos problemas que inevitablemente tienen las relaciones de pareja. Hablamos de cómo hacer frente a esos problemas en el amor que no te esperabas y de cómo afrontar la primera crisis de pareja para que no termine en una ruptura.

Cómo solucionar una crisis de pareja

Todo era perfecto entre vosotros y disfrutabais de una de las historias de amor más bonitas de todos los tiempos. Hasta que llega la primera crisis de pareja y te pilla por sorpresa, sin saber cómo reaccionar y pensando que tal vez estas ante el fin de tu relación. No te rindas, tenemos algunos consejos para solucionar esta crisis.

1 Causa. Lo primero que debes hacer es averiguar la causa que ha provocado esta crisis de pareja. Las causas más habituales son la rutina, la infidelidad, el descubrimiento de incompatibilidades o una falta de lealtad. Encuentra la causa y sigue haciéndote preguntas.

2 Preguntas. Porque después de encontrar la causa de la crisis no llega la búsqueda de la solución, sino la búsqueda de respuestas. Pregúntate a ti misma si realmente quieres resolver esta crisis, si te ves en un futuro con él, si consideras que es el hombre indicado o si aún le quieres. Si todas las respuestas son afirmativas, ahora sí, hay que buscar una solución.

3 Pareja. Y la solución no la puedes encontrar tú sola, sino que forma parte de ese trabajo en equipo que caracteriza a las parejas felices. Habla con tu pareja porque debes conocer cuál es su punto de vista sobre esta crisis que estáis sufriendo y cuáles son sus intenciones. ¿Él también va a poner todo de su parte para arreglarlo?

4 Comunicación. Es en esta primera crisis de pareja cuando te vas a dar cuenta realmente si tu pareja y tú habláis el mismo idioma. Por nada del mundo cometáis el error común de tener una discusión, meter el asunto bajo la alfombra y correr al dormitorio para una reconciliación, porque ese no es el idioma en el que se solucionan los problemas.

5 Ayuda. Si estáis muy perdidos y asustados ante vuestra primera crisis de pareja puede que os venga bien pedir ayuda y acudir a una terapia de pareja. Es lógico tener miedo a la ruptura cuando aparecen los primeros problemas y un terapeuta puede enseñaros a afrontar esta crisis y prepararos para otras que puedan venir.