10 conflictos de convivencia que pasan todas las parejas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es el amor el que crea una relación de pareja y es ese mismo amor el que no te deja ver quién está realmente al otro lado. Pero la verdadera personalidad de tu pareja la descubrirás en la convivencia y puede que te guste o puede que no, pero seguro que algún encontronazo habrá. Estos son algunos conflictos de convivencia que pasan todas las parejas.

Los conflictos que surgen en la convivencia

Tarde o temprano las parejas toman la decisión de vivir juntos. No hay que afrontar esta etapa con miedo a pesar de las dificultades que pueden surgir y que surgirán seguro, pero conviene estar preparada.

1 Baño. El baño es ese caballo de batalla de la convivencia en pareja de difícil resolución. Que si ella pasa demasiado tiempo en el baño por las mañanas, que si él no baja la tapa, que si los pelos que ha dejado el uno o la otra...paciencia y amor.

2 Limpieza. Las casas hay que limpiarlas, los pisos también. No se limpian solos y eso es algo que algunos hombres desconocen. No te vayas a vivir con él sin un horario con turnos de limpieza de por medio.

3 Cocina. Al igual que el reparto de las tareas domésticas, quién cocina y qué cocina suele suponer un problema de pareja más hasta que finalmente sale a relucir la suegra. La suegra de alguno de los dos.

4 Cama. Cómo se elige el lado de la cama es uno de esos misterios irresolubles en donde lo único que está claro es que los dos quieren el otro lado de la cama. Es así y así será.

5 Sexo. Hablando de cama, el sexo también suele generar conflictos en la convivencia. Las diferencias en la libido entre hombres y mujeres hace complicado a veces que los momentos de deseo coincidan.

6 Sueño. Empiezas a sospechar que tu novio es un vampiro porque no le afecta el sueño como al resto de los mortales. O como a ti. Que tú necesitas dormir toda la noche. Pelea por tu descanso nocturno porque estás en tu derecho.

7 Calcetines. Y decimos calcetines como podríamos decir camisetas, pantalones o ropa interior. Que no es una manía de las mujeres, que cada cosa tiene un lugar y un espacio y el lugar de los calcetines no es el suelo del dormitorio.

8 Mando. No hablamos del afán de control o de quién lleva los pantalones, hablamos del mando de la tele. Un objeto aparentemente inofensivo que puede provocar las discusiones más apocalípticas en una pareja.

9 Basura. ¿Quién baja la basura en esta casa? Insistimos en que el reparto de las tareas domésticas debe ser equitativo, pero intuimos que los hombres están programados genéticamente para bajar la basura de la misma forma que para quedarse dormidos después del sexo.

10 Ordenador. Para una convivencia tranquila, el ordenador es una de esas cosas que no se debe compartir, como el cepillo de dientes. Mantener la paz hogareña es posible si mantenemos una sección de independencia en medio de tanto compartir.

Puedes leer más artículos similares a 10 conflictos de convivencia que pasan todas las parejas, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.