Síntomas físicos de una ruptura: cuando duele algo más que el corazón

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El dolor físico del desamor

El dolor cuando se rompe una relación de pareja no es solo dolor del corazón. Te duele el corazón, te duele el alma, pero también experimentas dolor físico. ¿Es posible que duela el desamor? Estos son los síntomas físicos de una ruptura, porque con el mal de amores no solo duele el corazón.

El dolor físico de una ruptura sentimental

Todo el mundo acepta y reconoce el dolor emocional después de una ruptura. Te duele el corazón y tu mente de dice que sanará, que el tiempo curará tu corazón. Eso te lo esperas. Pero lo que no te esperas es la cantidad de síntomas físicos que te puede producir el desamor, porque el desamor duele y mucho.

Dolores de cabeza, taquicardia por la ansiedad, vómitos, problemas estomacales, eccemas en la piel, acné, ojos enrojecidos, espasmos musculares especialmente en las piernas y contracturas musculares son solo algunos de los síntomas que acompañan una ruptura sentimental. El corazón duele, pero el cuerpo también sufre los efectos del desamor. Y te duele todo.

No todas las personas sufren los mismos síntomas físicos del desamor porque no todo el mundo somatiza sus problemas emocionales de la misma manera ni con la misma intensidad. Pero si hay personas que pueden llegar a sufrir una depresión por desamor, no debería extrañarnos que superar una ruptura también tenga consecuencias físicas.

Lógicamente los síntomas físicos de la ruptura no revisten gravedad. Tampoco es cuestión de acudir al médico de cabecera a que te trate el desamor, pero el dolor físico está ahí. Y puede que tarde en curarse tanto tiempo como las heridas del corazón, por eso es importante que te propongas olvidar, superar y recuperar cuanto antes. Una vez más lo conseguirás, no lo dudes.