Manual de la buena ruptura: la paz del desamor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo romper con tu pareja

Lamentablemente las relaciones de pareja no se caen por su propio peso y es necesario decidir, actuar y romper esa pareja. El dolor es inevitable, hacer daño también, pero siempre se pueden minimizar los daños. En nuestro manual de la buena ruptura encontrarás las cosas que tienes que hacer para que el desamor duela menos.

Qué hacer para una buena ruptura

Sería maravilloso que las relaciones de pareja terminaran de forma suave, sin estridencias y que no dejaran semejantes heridas y cicatrices. Sería más maravilloso todavía que no existieran las rupturas sentimentales porque eso significaría que hemos acertado en el amor. Pero como la realidad nos impone el aprendizaje del desamor, lo mejor es hacer uso del manual de la buena ruptura.

1 Pasos previos. El paso previo a la ruptura es tomar la decisión. No creas que porque seas tú la que dejes a tu pareja te va a doler menos que si te dejan, pero hay que dar la cara. Cuando ya no hay amor, lo mejor es ir cada uno por su lado y si tú te has dado cuenta antes, te toca actuar con honestidad.

2 Excusas. Uno de los mayores debates que se generan alrededor de una ruptura sentimental es qué decir para dejar a tu pareja. Las típicas excusas como 'vamos a darnos un tiempo' o 'no eres tú, soy yo' pueden dejar un regusto de rencor durante mucho tiempo, pero han servido, sirven y servirán para poner punto y final a millones de relaciones.

3 Amigos. No está demostrado científicamente, pero estamos muy seguras de que la típica propuesta de 'vamos a ser amigos' no funciona a la hora de romper. Lo único que provoca esta situación es confusión y más dolor, si cabe. Es cierto que hay diferentes tipos de amigos, pero un exnovio no entra dentro de esa categoría. Al menos cuando no ha pasado mucho tiempo desde la ruptura.

4 Reincidencia. Uno de los mayores errores que se comenten cuando una pareja rompe es volver a acostarse juntos. Acostarte con tu ex no es la mejor forma de olvidarle ni de que él te olvide a ti. Se trata de una situación que hay que evitar a toda costa para no alargar el duelo de la ruptura para ambas partes.

5 Desapariciones. En la idea de que todavía no podéis ser amigos y para evitar caer en la tentación de acostarte con tu ex, lo mejor es desaparecer de su vida durante un tiempo. Sin llamadas, sin whatsapps, sin redes sociales. El espacio lo necesitáis ambos para respirar, oxigenaros y empezar una nueva vida tras la ruptura.