Relaciones liana: encadenar un novio con otro

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando se rompe una relación de pareja se necesita un tiempo para procesar la ruptura y para superar la relación. Pero no todas las mujeres lo necesitan, sino que se recomponen milagrosamente y se lanzan a una nueva relación sin tiempo para respirar. Son las relaciones liana, cuando encadenas un novio con otro y nunca se te ve soltera.

La conveniencia o no de la relaciones liana

Hay mujeres que han pasado toda su vida en pareja. No siempre con la misma pareja, pero sus periodos de soltería brillan por su ausencia. Esas mujeres no conocen las ventajas de estar soltera, la libertad de tomar decisiones sin contar con nadie ni la fuerza que te da la independencia de quererse a una misma cuando no necesitas a nadie más.

Esto nos puede dar una idea de lo inconveniente de las relaciones liana. Encadenar un novio con otro sin tiempo para reponerte de la ruptura no es el mejor método para lograr la felicidad en la pareja. Cuando rompes una pareja necesitas un tiempo para curar las heridas, pero también para reflexionar qué falló en la relación y qué actitudes puedes cambiar la próxima vez que te enamores para que esta vez salga bien.

Y si vas encadenando un novio con otro no vas a tener tiempo para hacer esa reflexión, ni para hacer un ejercicio de introspección en el que descubrirás quién eres realmente y qué esperas de verdad en una relación de pareja. Es un tiempo necesario entre una relación y otra que debes utilizar, no tapar con una pareja nueva.

No somos partidarias de la castidad entre relaciones y en muchos casos apostamos por la teoría de que un clavo saca otro clavo para superar una ruptura. Pero hablamos de sexo, no de amor y mucho menos de pareja. Porque una relación rota no se supera formando una nueva pareja, sino reconociendo y aceptando qué es lo que falló. Reconocer el error para que no vuelva a suceder.