El rechazo tras la primera cita: cómo asumir un no

Laura Sánchez

Cómo aceptar el rechazo tras la primera cita

No todas las historias de amor se convierten en relación de pareja, algunas acaban en la primera cita por motivos desconocidos y que nos cuesta entender. Reconocemos que nos cuesta aceptar un ‘no’, que nos cuesta gestionar el rechazo tras la primera cita. Pero en algún momento tendremos que hacerlo.

Cómo aceptar el fracaso de una primera cita

Ese chico que has conocido en las procelosas aguas del Tinder promete ser el hombre de tu vida y además la primera cita está al caer. Tú ya te has hecho a la idea de que nada puede fallar, porque la química que se respira en el chat es inmensa, así que vas muy dispuesta a que esa primera cita sea la primera pero de muchas más.

Pero algo falla, porque él no te llama tras la primera cita. Después de varios día y de darle muchas vueltas a la cabeza decides ser tú la que le llame, que para eso eres una mujer independiente y moderna. Tu llamada no surte el efecto que esperabas y él te ha puesto una excusa para no quedar. Mal asunto. Es el momento de aceptar que NO.

Seguramente vas a intentar descubrir los motivos de su rechazo, vas a intentar comprender por qué no está interesado en ti, en qué fallaste, qué pudo salir mal en esa primera cita que prometía tanto. No lo hagas, no intentes comprender porque te faltan datos. A lo mejor no le gustaste, a lo mejor le gustaste mucho y se asustó, a lo mejor al día siguiente su ex le llamó y volvió con ella, a lo mejor está en el hospital con una enfermedad terminal…

Los motivos por los que ese chico te dice que no o no te llama o te rechaza puede que no los sepas nunca, así que céntrate en aceptarlo. Acepta que ese hombre no supo ver que eres una mujer fantástica y especial, pero no porque sea un mal tipo, sino porque no todo el mundo es capaz de verlo. Tómatelo por el lado más positivo, ese hombre no era el indicado y se ha retirado de escena para cederle un lugar privilegiado al que pronto llegará.