Hacer la rusa o cómo estimular el pene de tu pareja

Las fantasías sexuales no están solo para imaginarlas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 hacer la rusa

Parece haber acuerdo en el importante papel que juegan las fantasías sexuales en una pareja. Las fantasías estimulan, avivan la pasión y mantienen el deseo en los niveles deseables. Pero en lo que no hay acuerdo es en qué hacer con esas fantasías sexuales, ¿las llevamos a la práctica o las dejamos en el terreno de la imaginación? Pues según de qué se trate, porque en esta ocasión te traemos las instrucciones para hacer la rusa, la fantasía sexual del momento y que es muy fácil de realizar.

Qué es hacer la rusa

Estás con tu pareja con un calentón importante que indica que en breves momentos vais a tener un encuentro sexual de altos vuelos. De pronto él se detiene, te mira a los ojos y te dice:"cariño, ¿por qué no me haces la rusa?" Y tú, claro, desde que hace unas semanas te propusiera tener sexo unicornio, ya no te fías de las propuestas de tu compañero de cama.

Antes de que te pongas a bailar la yenka subida a la cama, será mejor que tengas toda la información de lo que es hacer la rusa. Ni bailes, ni ruletas, hacer "la rusa" es lo que en algunos sitios se conoce como "la española" o "la cubana". Ya sabes que en terminología sexual, las nacionalidades cambian rápidamente.

Así pues, hacer la rusa es estimular el pene de tu pareja con tus pechos. Ni más ni menos. Para ser una de las fantasías más frecuentes de los hombres, no parece complicado llevarla a la práctica, ¿verdad? Vamos pues con las cuestiones técnicas.

Cómo se hace una rusa

Lo bueno de esta fantasía sexual es que no tienes que adoptar posturas acrobáticas del Kamasutra ni correr los riesgos de hacerlo en la ducha o de hacerlo de pie. Nada de eso. En la comodidad de tu cama puedes disfrutar cumpliendo una fantasía sexual más. Antes de empezar, es conveniente que te pongas aceite de masaje o lubricante en la zona de los pechos, para evitar irritaciones. O mejor, que te ponga él el masaje para que pueda ir disfrutando con anticipación.

En realidad, para hacer la rusa, le puedes dejar todo el trabajo a tu chico. Él se encarga de colocar su pene entre tus pechos y simular una penetración. Aquí los movimientos ya dependen de los gustos y las ganas del personal. Tú puedes estar tumbada boca arriba o podéis estar los dos arrodillados, eso dependiendo de la altura que tengáis.

Puedes aderezar la rusa con un poco de sexo oral, si llegas bien y no tienes problemas de cervicales. Y, ¿sabes cuál es el mayor deseo de los hombres relacionado con esta fantasía? Pues eyacular entre tus pechos.


¿Qué te parece?, ¿te animas a hacer la rusa con tu pareja?