Invitar a tu ex novio a tu boda, ¿sí o no?

Te llevas genial con tu ex pero, ¿tanto como para invitarle a tu boda?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando quieres invitar a tu ex a tu boda

¡Qué ilusión! Estás a tope con los preparativos de la boda y la ilusión crece por momentos cuando piensas en toda la gente que vas a reunir en el evento. Ahí estarán todas las personas que quieres y que has querido...porque se te ha pasado por la cabeza invitar a tu ex a tu boda. ¿Es buena idea? La única respuesta correcta es: depende.

Cómo decidir si invitar a tu ex a tu boda

Quedar como amigos después de una ruptura de pareja no es el unicornio de las rupturas, es posible y algunas personas no solo consiguen mantener una relación cordial, sino que además son buenos amigos. Pero de ahí a invitar a tu ex a tu boda va un mundo, ¿o no?

¿Es buena idea invitar a tu ex a tu boda? La pregunta es complicada porque entran en juego los sentimientos de unas cuantas personas. Así que antes de enviar esa invitación plantéate algunas cuestiones.

1 ¿Cómo se tomará tu pareja que invites a tu ex?

Es tu boda, tú decides a quién invitas, pero no te olvides que a no ser que vayas a celebrar un evento de sologamia, también es la boda de tu pareja y tendrá algo que decir. ¿Qué le parece a tu novio que invites a tu ex? Si se siente cómodo con la idea, si está acostumbrado a quedar con tu ex en más ocasiones porque tenéis una relación fluida o si él también va a invitar a su ex, no hay problema; de momento.

¿Y si invitas a tu ex a tu boda?

2 ¿Cómo se tomará tu ex que le invites a tu boda?

También deberías pensar en tu ex. Tu primera intención ha sido invitarle porque mantienes el contacto con él y os veis habitualmente pero, ¿estás segura de que tu ex ha superado vuestra ruptura? Si tienes la más mínima duda, no le invites, porque será un episodio doloroso para él.

3 ¿Cómo se tomará la pareja de tu ex que le invites a tu boda?

La pregunta no es por complicarte la vida, es que como ves, esto se ha convertido en un laberinto de relaciones en el que aparecen y desaparecen parejas intentando encontrar la salida. Tu ex tiene otra pareja y a lo mejor esa persona no entiende que os llevéis tan bien, que tengáis todos los asuntos resueltos y que seáis tan amigos. Y una cosa es quedar a cenar, pero a una boda...

4 ¿Cómo te tomarás tú invitar a tu boda a tu ex?

Llega el momento de ser honesta contigo misma. ¿Por qué invitas a tu ex a tu boda? Para que compruebe por sus propios ojos que has retomado tu vida, que puedes ser feliz sin él y que has superado la ruptura. Si esto se te pasa por la cabeza, tira esa invitación a la basura.

La única situación en la que puedes invitar a tu ex a tu boda es si realmente sois amigos de verdad, si de verdad no queda nada por resolver entre vosotros, si a tu pareja le parece bien, si a tu ex le parece bien, si a la pareja de tu ex (en caso de que la tenga) le parece bien y si a ti te parece bien y esa invitación no te genera ningún sentimiento negativo. ¿No son demasiadas cosas para encajar?

El hecho de que estés dudando y de que te cuestiones si invitarle o no, ya puede darte algunas pistas. No estropees el día de tu boda con historias del pasado, porque un matrimonio es una puerta abierta al futuro.