La leyenda Sioux: el secreto del amor verdadero

¿Cómo hacer que el amor perdure?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Has oído habla de la leyenda Sioux? Los pueblos más antiguos, como los nativos americanos, conocían ya hace mucho tiempo el secreto que hoy en día seguimos buscando por todos lados: el secreto del amor verdadero. ¿Y si nos hemos olvidado de lo que de verdad significa una relación de pareja? ¿y si nos hemos olvidado de lo que es el verdadero amor? Recuperamos la cordura con el conocimiento heredado de los Sioux.

Una leyenda Sioux que te descubre el verdadero amor

Cuenta la leyenda que dos jóvenes enamorados que acababan de empezar su relación se acercaron a pedirle consejo al chamán del poblado. Temían, según le dijeron al anciano chamán, que el amor que entonces disfrutaban se apagara algún día. ¿Habría algún conjuro para conseguir que ese amor durara eternamente? Lo había.

A modo de ejercicio práctico el chamán encargó a los jóvenes que subieran cada uno por su cuenta hasta las colinas. El joven tendría que atrapar un águila y la joven un halcón para reunirse después. Así lo hicieron. Después de tres días, los jóvenes se presentaron ante el chamán con dos hermosas e inquietas aves que estaban deseando echar a volar.

- ¿Qué hacemos con las aves ahora?- Preguntaron los jóvenes enamorados.

El amor vincula, pero no ata

El chamán dio sus instrucciones para que ataran una cuerda de forma que las aves quedaran unidas por una de las patas. Así estarían siempre juntas, ¿verdad? Y luego indicó que las echasen a volar. No pudieron. La aves no podían volar porque estaban atadas por las patas y lo único que consiguieron fue enzarzarse en una pelea a picotazos intentando escapar la una de la otra.

Los jóvenes observaron asombrados el comportamiento de las aves atadas y no hizo falta ni un conjuro ni un hechizo para entender que la única forma de mantener el amor para siempre es volar sin ataduras. Porque el amor vincula, pero no ata.

El conocimiento implícito en las leyendas de los Sioux

Cabe plantearse qué es lo que ha fallado en los últimos tiempos para que andemos tan perdidas en esto del amor, para que cada vez más gente se haya convertido en escéptica del amor ante la acumulación de rupturas sentimentales y para que no se nos vaya de la cabeza aquella máxima de que 'nada es para siempre'. El amor sí puede ser para siempre. Lo saben los Sioux, lo saben las leyendas y lo deberíamos saber nosotras.

¿Qué necesita un amor para que sea verdadero? 

Obviamente no todos los amores son eternos ni todos los amores son verdaderos. Para que sea un verdadero amor ha de tener la base de la libertad. Dos personas que deciden volar juntas pero sin encadenarse el uno al otro. Volar y soñar, dándose la mano y a ratos soltándose para tener su espacio propio, sus momentos de soledad, sus amigos, sus manías...no todo se comparte en este vuelo.

El objetivo es conseguir una pareja feliz, disfrutar intensamente de un amor verdadero y que además sea eterno. Y para eso no hace falta renunciar a tu propia esencia, nunca lo olvides.