18 síntomas que demuestran que estás enamorada

Cómo saber si está enamorada

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El enamoramiento es un maravilloso estado de enajenación mental transitoria que te lleva a formar una relación de pareja con la certeza de que será para siempre. No vamos a recordarte qué fue de tus anteriores enamoramientos porque somos partidarias de disfrutar a tope de esa sensación de euforia y felicidad absoluta presenste, así que si te preguntas cómo saber si estás enamorada ahora mismo, atenta a los síntomas.

Sintomas para saber si estás enamorada

Cuando te enamoras, alcanzas tal estado de felicidad que hace que mucha gente se enganche no a la persona amada, sino al enamoramiento como tal. Sí, hay adictos al enamoramiento y no nos extraña en absoluto porque, ¿quién no disfruta con el amor? Y eso que no todos los síntomas de enamoramiento son positivos.

1 Las mariposas. La señal internacional para saber que estás enamorada son las mariposas en el estómago. A no ser que estés haciendo dieta y se trate de hambre, ese revoloteo en el estómago solo puede ser producto de que te encuentras frente al hombre ideal, frente al amor de tu vida.

2 Pensamiento obsesivo. Lógicamente la ocasión requiere pensar en este momento tan intenso que estás viviendo, lo que te lleva a tener pensamientos obsesivos en el que el protagonista absoluto es el objeto de tu amor.

3 Su nombre. No hay estudios científicos que expliquen esa necesidad de mencionar su nombre en todas y cada una de las conversaciones que tienes con tus amigas, con tu madre, con tus tías, con tus compañeros de trabajo, con tu jefe o con tu profesor de clase de baile. No hay estudios científicos, pero debería haberlos.

4 Falta de concentración. Ese pensamiento obsesivo hacia la persona amada hace que no te puedas concentrar en otra cosa que no sea ÉL.

5 Sonrisa permanente. ÉL también es el causante de esa sonrisa que se ha quedado instalada en la boca y que no te abandona ni en las reuniones de trabajo. Sonrisa boba que le llaman los envidiosos.

6 Palpitaciones. El enamoramiento produce una serie de síntomas físicos y no todos son agradables, aunque a ti ahora mismo te importe poco. Palpitaciones, taquicardia y sudores son solo algunas muestras de cómo tu cuerpo reacciona al amor.

7 Escalofríos. ¿Y qué me dices de ese escalofrío que te recorre la espalda cuando sientes una caricia suya?

8 Vitalidad. Te sientes llena de energía y vitalidad. Ahora sí puedes con todo, con las largas noches llenas de revolcones y los madrugones para ir a trabajar. Pero tú ahí, con más energía que nunca.

9 Transformación de la realidad. La vida ha dejado de ser dura para ser maravillosa. La realidad ha dejado de ser hostil para convertirse en un cuento de hadas. Y todo eso lo ha conseguido el amor.

10 Ceguera. La ceguera es uno de esos síntomas del enamoramiento preocupantes, pero no podemos hacer nada por evitar que veas al príncipe azul cuando es muy probable que solo sea un sapo con pretensiones de realeza. No pasa nada, tú disfruta de la venda de los ojos hasta que caiga.

11 Tonos rosas. Los trastornos visuales del enamoramiento no se limitan a la ceguera. No es que no veas nada, es que no ves las cosas como son porque todo está recubierto de un tono rosa pastel que te encanta.

12 Excitación. En el enamoramiento no solo hay romanticismo, también hay pasión. Por eso te excitas solo de pensar que dentro de media hora le vas a ver y ya te estás imaginando cómo acabará el encuentro.

13 Belleza. Se nota que estás enamorada porque estás más guapa. Y no, no has cambiado de crema ni te has puesto ningún tratamiento especial. Ese resplandor en los ojos, ese brillo en la mirada y esa piel radiante te delatan, aunque no sabemos si es por amor o por sexo.

14 Insomnio. La única ocasión en la que el insomnio es bienvenido a tu vida es cuando te enamoras. Bien porque estás muy ocupada desarrollando tu lado pasional con el sujeto, bien porque te metes en la cama y no puedes parar de pensar en él.. Avisamos: vas a pasar una temporada durmiendo muy poquito. 

15 Fantasías. No sabes la imaginación que tienes hasta que te enamoras. ¿Cuándo has querido tú una casita, tres perros y dos niños? Nunca. Y en cuanto se te pase la fiebre del enamoramiento volverás a tu ser, tranquilidad.

16 Dependencia. Siempre advertimos acerca del peligro que tiene la dependencia emocional en una pareja, pero en los primeros tiempos del enamoramiento es inevitable que tu amor centre tu vida. Procura desprenderte de esa sensación cuanto antes.

17 Autoestima. Lo que el enamoramiento te quita por un lado en cuanto a la dependencia del ser amado, te lo pone por otro. Porque tu autoestima ha subido 10 puntos, o 100.

18 Poder. ¿No te sientes ahora más poderosa, más capaz y más fuerte? El amor es un sentimiento poderoso y eso se traslada a tu personalidad.

Y tú, ¿tienes algún síntoma de enamoramiento?