¿Por qué es tan difícil encontrar al amor de tu vida?

El mido al compromiso, al fracaso o al error son algunas de las causas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Dónde está el amor de tu vida

Cada vez menos solteros ansían encontrar el amor y tener una relación de pareja porque han conseguido vivir felices sin el pack que parece de obligado cumplimiento: pareja, casa, boda e hijos. Sin embargo, solteros por vocación y solteros que quieren dejar de serlo son muy conscientes de que está difícil eso de encontrar al amor de tu vida. Nos preguntamos por qué.

Las complicaciones de encontrar al amor de tu vida

Muchas personas se han pasado al lado escéptico del amor y prefieren vivir solteras disfrutando del sexo esporádico y con amigos en diferentes grados de intimidad. Esas personas son más conscientes que nadie de lo difícil que es encontrar una pareja y que esa pareja funcione. ¿Y lo de encontrar al amor de tu vida? Eso es ya como encontrarte con un unicornio.

Los gurús del amor y de las relaciones sentimentales nos alertan de los cambios sociales que producen esta complicación o esta misión imposible de encontrar el amor verdadero. Y señalan causas variadas:

+ La idealización del amor, que hace imposible encontrar una persona que se adapte al ideal propuesto por las películas de Hollywood.

+ Las altas expectativas en el amor, que hacen que rechaces candidatos a posibles amores porque no cumplen los requisitos.

+ Las prioridades que hemos recolocado en nuestra vida y donde el amor queda situado en puestos más bajos.

+ El miedo al compromiso, al fracaso, al error, a sufrir por amor.

Pero, ¿dónde está el amor de tu vida?

Con estas razones parece que nos complicamos la vida amorosa nosotras mismas. No está de moda el amor, el sexo le ha ganado la partida y ahora el colmo de la felicidad es vivir soltera e independiente y tener un follamigo estupendo y comprensivo que cubra tus necesidades sexuales y afectivas. Pero el hueco del amor sigue quedando vacío. ¿Es realmente necesario cubrir ese hueco? No para todo el mundo, pero sí para muchas personas.

¿Y dónde está el amor de tu vida? Lo cierto es que no es tan difícil encontrar al amor de tu vida, lo que es difícil es mantenerlo en tu vida. Cada vez que te enamoras, cada vez que te ilusionas con una posible pareja, cada vez que te acuestas con esa persona a la que adoras has encontrado el amor verdadero. Porque no hay un solo amor verdadero ni un solo amor de tu vida.

El amor de tu vida es ese compañero de vida (que no, no es un animal mitológico) que encuentras de casualidad, no buscándole y que, por circunstancias del destino, se enamora de ti tanto como tú de él. Y a partir de ahí, con el destino satisfecho por haber cumplido su misión, te toca a ti, os toca a los dos, esforzaros cada día por convertir esa unión en un amor para toda la vida. Difícil, pero no imposible.

Y tú, ¿has encontrado ya al amor de tu vida?