La realidad de la convivencia en pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Vivir juntos es el paso que tarde o temprano dan casi todas las relaciones de pareja. Un paso que se da con sentimientos tan contradictorios como la ilusión y el temor. La ilusión por compartir el amor y el temor de compartir las miserias. Te contamos la realidad de la convivencia en pareja, la cara y la cruz de la misma moneda.

Qué puedes esperar de la convivencia en pareja

Hay parejas que lo tienen claro y descartan la convivencia en pareja con el fin de mantener su relación, pero lo cierto es que la gran mayoría se lanza a dar ese paso definitivo de vivir juntos. Y decimos definitivo porque la convivencia puede marcar el inicio de una pareja feliz o el inicio de una ruptura de pareja. Nos la jugamos a cara y cruz en la convivencia.

Cuando te vas a vivir con tu novio puedes descubrir que ese chico no es como parecía ser, que el azul de príncipe que te encandiló se va desluciendo en cada lavado, en cada discusión, en cada desencuentro. Puedes descubrir que te has enamorado de un hombre tóxico que aprovecha la convivencia para desplegar todas sus artes de manipulación.

Pero también puedes descubrir otro tipo de cosas. Como por ejemplo que ese hombre practica la empatía mejor que nadie, que te respeta, que respeta tu espacio y que adora tu forma de ser. Que sabe cómo solucionar con amor y de forma civilizada esos desencuentros que tienen dos personas que viven en la misma casa. Y puedes descubrir que te quiere tanto como tú a él.

Como ves, la convivencia en pareja puede tener un resultado positivo o negativo para el amor. Puede desgatar a la pareja hasta dejarla exhausta y sin un gramo de ganas de continuar o puede hacerte entender que has elegido al hombre adecuado y que cada día que pasáis de convivencia es un regalo, una experiencia y toda una lección.

Puedes leer más artículos similares a La realidad de la convivencia en pareja, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.