Los errores más comunes en la comunicación en pareja

Intentamos mejorar la comunicación en pareja porque es la base de la relación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Unos no quieren hablar, otros no saben cómo hacerlo y la mayoría no sabe escuchar. Así se producen los fallos de comunicación en las relaciones de pareja, unos errores de conexión que generan infinidad de problemas y que pueden llevar a la ruptura. Porque el amor no es suficiente si falla la comunicación. Te contamos los errores más comunes en la comunicación en pareja para que puedas solucionarlos a tiempo.

Los problemas de la comunicación en pareja

A estas alturas todo el mundo está de acuerdo en que la comunicación en pareja es la base de una relación feliz, sana y duradera pero, ¿nos comunicamos bien? Muchas veces no lo hacemos de la forma más adecuada y entonces el problema no es que no hay comunicación, es que la comunicación falla. ¿Quieres saber cuáles son los errores más frecuentes?

1. ¿Quién tiene la razón?

Comunicarse sirve para dar a conocer nuestro punto de vista sobre una situación y para conocer el punto de vista del otro. Si se trata de una discusión de pareja es porque los puntos de vista no coinciden, pero el objetivo en encontrar un punto medio. Que tu pareja piense de otra manera no quiere decir que esté equivocada, porque no tienes la exclusividad de la razón. Es más, puede que los dos tengáis razón. Buscar obcecadamente quedarte con la razón os desvía del tema que estáis intentado resolver.

2. Te oigo pero no te escucho

Hay que hablar más en pareja. Hablar de las emociones, de lo que duele, de las expectativas...Comunicarse es hablar, pero también escuchar. Si te embarcas en un monólogo en el que solo cuenta lo que tú dices, no estás practicando la comunicación en pareja, porque eso es cosa de dos. Y seguro que oyes a tu pareja pero, ¿realmente la escuchas? Te aconsejamos que lo hagas porque tiene cosas importantes que decir.

3. Verdades a medias

La comunicación en pareja no admite mentiras y tampoco verdades a medias. No necesitas decir una mentira para engañar a tu pareja, ocultarle información importante también es engañar. Cuando te callas ciertas cosas, cuando dices verdades a medias, impides que tu pareja conozca la realidad de la situación y, por tanto, no puede evaluar ni decidir.

4. Reproches sin solución

Las parejas se enfadan y no tiene por qué ser un drama. En cualquier tipo de relación se producen malentendidos y a veces se hace daño, pero nada se soluciona reprochando, insultando o gritando y mucho menos faltando al respeto. La comunicación es el medio por el que se alcanza la solución a un problema, el reproche lo único que hace es levantar un muro y resquebrajar la confianza.

5. Todo en negativo

Tampoco es comunicación verlo todo en negativo, sacar conclusiones extremistas o absolutas como si no tuviera remedio. Lógicamente, si estáis en plena crisis de pareja prevalecen los sentimientos de tristeza, fracaso, frustración o enfado, pero hay que introducir algún elemento positivo en esa crisis porque siempre lo hay. Al fin y al cabo sois una pareja por algún motivo.

6. ¿Puedes adivinar el pensamiento?

Los poderes adivinatorios no se llevan bien con la comunicación en pareja. Tu pareja no habla y tú intentas adivinar lo que piensa. Que tu pareja no hable es un problema, pero no se soluciona imaginándote lo que quiere decir. Esto nos lleva a un círculo vicioso del que no saldréis si no es por medio de la comunicación: hablando y escuchando.

7. Hablar cuando es demasiado tarde

Uno de los fallos de comunicación más tristes es hablar demasiado tarde. Cuando no te atreves a decir, cuando llevas callada mucho tiempo para no aceptar la realidad o para no hacer daño, da igual, porque el silencio ya va haciendo daño. Y un día te armas de valor para habar, para hablar en serio y desnudarte, pero ya es demasiado tarde. ¿Vas a dejar que pase más tiempo?