Los motivos más comunes por los que las parejas discuten

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Por qué discuten las parejas? Las relaciones de pareja se encuentran con numerosos obstáculos en el camino, uno de ellos son las discusiones: unas más importantes que otras, unas más racionales que otras, unas más constructivas que otras, pero todas inevitables. Estos son los motivos más comunes por los que las parejan discuten.

Por qué discuten las parejas

Dos personas diferentes piensan diferente y  tienen diferentes puntos de vista, por eso es normal que una pareja tenga, de vez en cuando, discusiones. No vayas a creer que tú eres la única que tiene una conversación más acalorada con tu pareja, pregunta a tu alrededor. Pero, ¿por qué ocurre esto? Aquí tienes algunas razones. 

1 Celos. Uno de los motivos más frecuentes y con raíces casi ancestrales son los celos. Pero milenios de evolución han de servir para algo, entre otras cosas, para eliminar de una vez por todas esa inseguridad que te lleva a pensar que tu pareja tiene que ser una posesión más en tu vida.

2 Dinero. Por más que tengáis una economía saneada (algo complicado con los tiempos que corren) los gastos en la pareja siguen y seguirán produciendo conflicto. Gastos que para uno son superfluos, mientras que para el otro son imprescindibles. ¿No hay forma de equilibrar las prioridades?

3 Estrés laboral. Está claro que tu pareja no tiene la culpa de tus problemas en el trabajo, y viceversa, pero el estrés laboral o un día en el trabajo de esos para olvidar, acaba por pagarlo la persona que tienes al lado. En esto casos, hay que saber pedir perdón.

4 Hijos. El cuidado de los niños, la crianza de los niños, la educación de los niños. ¿Cuántos hijos quieres tener? ¿Y si no quieres tener hijos y tu pareja sí? Las diferentes formas de entender la vida y de transmitírsela a los hijos es fuente inagotable de discusiones de pareja.

5 Tareas domésticas. El caballo de batalla más evidente y más frecuente son las tareas domésticas. Este problema surge en la convivencia y suele ser el primer motivo de discusión. Nos enfrentamos a una primera crisis de pareja que hay que solucionar cuanto antes.

6 Familia política. ¡Con la suegra hemos topado! Antes de lanzarte a maldecir a tu suegra, recuerda que hay otra suegra rondando a la pareja, que es tu madre. Sí, tú tienes suegra, pero tu pareja también tiene suegra. Todos tenemos suegros y aún siguen influyendo en la buena marcha de la pareja.

7 La tele. Baja el volumen del televisor, apaga la tele, cambia de canal, pero, ¿quién tiene el mando? Si lo piensas bien, es un sinsentido tener un disgusto con tu pareja por un motivo tan absurdo como es la tele.

8 Planes. ¿Qué hacemos el fin de semana? Tu pareja te ha programado un fin de semana lleno de aventuras y de eventos sociales y tú solo quieres acurrucarte a tu lado en el sofá y descansar. Y de las vacaciones, mejor ni hablamos.

9 Sexo. Que ahora no te apetece, que te duele la cabeza, que nunca te apetece, o tal vez es que vuestro deseo tiene ritmos diferentes. Hasta que encontréis el ritmo, el sexo o su falta seguirá provocando numerosas discusiones.

10 Teléfono móvil. Las nuevas tecnologías llegan con fuerza a nuestras vidas y también afectan a las relaciones de pareja. Que si estás todo el día mirando el Whatsapp, que con quién chateas a estas horas, que... ¿no ves que te estoy hablando?

Pero lo que de verdad importa no son los motivos de las discusiones de pareja, sino la forma en que se resuelve ese conflicto. Porque discutir en pareja es bueno, si sabes cómo.

Puedes leer más artículos similares a Los motivos más comunes por los que las parejas discuten, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.