Mujeres y hombres: discusiones de pareja por los hijos

Muchas parejas mantienen la ilusión gracias a la fuerza que les da formar una familia. Dos personas que se aman, que han planeado pasar la vida juntos, ven colmada su felicidad con la llegada del bebé, a modo de confirmación de su amor. Muchas parejas, pero no todas, desean formar una familia. Pero mujeres y hombres no entienden igual su relación con los hijos y eso es fuente de infinitas discusiones de pareja. Lamentablemente, los hijos son también fuente de conflictos.

Discusión de pareja por los niños

Vamos a imaginar una pareja estable y, además, bien avenida, que se encuentra ilusionada ante la llegada de su bebé, porque lo que no queremos ni imaginarnos es el caos familiar cuando una pareja en crisis decide tener un bebé para solucionar sus problemas. Esa pareja feliz se encuentra con el primer conflicto antes incluso del nacimiento del pequeño. ¿Qué nombre poner al bebé? A las diferencias conyugales debemos sumarle la intromisión familiar porque se sentirían tan felices si su nieto llevara el mismo nombre.

La educación del niño también puede ocasionar conflictos, la disciplina de uno frente a la permisividad del otro, los diferentes valores que desean inculcarle, o la falta de ellos. Elegir el mejor colegio, escoger alguna de las mil actividades extraescolares o dejarle a cargo de qué abuelos son algunos de los momentos del desarrollo del niño que dejan patente lo diferentes que son los dos miembros de la pareja. La culpa cuando algo no sale bien en relación con el niño no se hace esperar. Porque la culpa siempre es del otro.

Hablando de problemas de pareja generados por los hijos sería obligatorio hacer mención de los diferentes roles de cada progenitor en relación con la crianza, el cuidado y la educación de los hijos. La responsabilidad, en definitiva, de su papel como padres o como madres. Pero no vamos a mencionarlo, no vamos a mencionar cómo tantos padres se desentienden de las responsabilidades familiares dejando toda la carga a la madre, porque nos dicen, nos aseguran, que la situación está cambiando.

La falta de hijos también es un problema

Pero tener hijos no es lo único que genera tensión en una pareja. La misma tensión se respira en una pareja cuando uno de los dos no quiere tener hijos. La máxima tensión es lo que se genera cuando la que no quiere tener hijos es la mujer, porque aún hay personas que consideran antinatural que una mujer no quiera ser madre, aunque en este sentido, también nos aseguran, que la situación está cambiando. Y porque hay hombres que ni siquiera se lo creen cuando su novia advierte que la maternidad no está entre sus planes.

Ciertamente, supone un problema grave cuando un hombre desea ser padre pero su pareja no está dispuesta a tener hijos y se trata, además, de un conflicto de difícil resolución porque no estamos ante un asunto trivial como cambiar las cortinas del salón. Distinto es el caso si es la mujer la que desea tener hijos, porque en ese caso hay mil opciones para cumplir su deseo y aventurarse en la maternidad en solitario. En cualquier caso, este tema de los hijos o de la falta de ellos, requiere grandes dosis de honestidad y sinceridad en la pareja.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres: discusiones de pareja por los hijos, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: