Mujeres y hombres: el problema de las familias entrometidas en la pareja

"La familia es la que te toca". Es un dicho popular que puede referirse tanto a tu propia familia como a la familia de tu pareja. Padres, madres, suegros, hermanos, cuñadas, sobrinos y demás familia pueden interponerse en una relación de pareja creando un auténtico caos. Y en este asunto no encontramos distinciones ente mujeres y hombres, porque el apego familiar no entiende de género. Analizamos el peligro de las familias entrometidas.

Problemas de pareja en familia

No lo puedes evitar. Has discutido con tu novio y corres a casa de tu madre a desahogarte. Allí le cuentas a quien quiera escucharte, a saber, tu madre, la vecina, tu hermana y tu sobrina la última bronca con tu novio, con todo detalle, a todo color y hasta con efectos especiales. Dentro de unas horas, tú te reconciliarás con tu chico, pero tu familia no podrá evitar mirarle como un degenerado que no se comporta con su niña.

Él se muestra quejicoso cuando va a visitar a su madre porque la convivencia en pareja no es lo que esperaba. Porque no hay nadie que planche sus camisas y si no hace la compra, se encuentra el frigorífico vacío. Al día siguiente aparece su madre, que es la misma que tu suegra, en vuestro piso cargada con bolsas del súper y dispuesta a poner orden y limpieza en un hogar donde no parece haber fundamento. Las miradas de reproche que te lanza son suficientes para amargarte lo que queda de día.

Esta intromisión de las familias en la vida de una pareja son más que frecuentes y, como vemos, en muchas ocasiones son invitaciones de la propia pareja. Es muy difícil mantener a la familia al margen de las discusiones de pareja, pero es algo que debemos evitar por todos los medios. Si somos nosotras mismas las que trasladamos los problemas de la pareja al resto de la familia, luego no podemos pedir que no se entrometan en nuestros asuntos.

Familias entrometidas

También están esas otras familias que, incluso sin invitación, se meten de lleno en la vida de la pareja. Se entrometen, opinan, se posicionan, deciden y hasta pueden organizarnos todo un fantástico fin de semana familiar. Hay que tener mucho cuidado con estas familias entrometidas porque pueden provocar una enorme fisura entre la pareja.

Uno de los mayores problemas de la pareja es que no entiendan de la misma manera la relación con las respectivas familias. Hay personas que están muy apegados a su familia y que necesitan un contacto casi diario, para las que los domingos en casa de mamá son sagrados, mientras que otras personas se han desligado por completo del núcleo familiar y prefieren vivir más independientes.

Si en una pareja se dan ambos tipos, puede surgir una incompatibilidad difícil de superar. No puedes pretender que tu novio pase las vacaciones en la casa del pueblo con tus padres, tus hermanas y tus sobrinos, mientras que tu novio no puede pretender que tengáis todos los domingos hipotecados en la comida de rigor en casa de su madre.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres: el problema de las familias entrometidas en la pareja, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: