Mujeres y hombres: su comportamiento en público y en privado

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Todo el mundo piensa que sois la pareja perfecta, pero ni tú ni tu novio estáis tan seguros de ello. Y es que la impresión que dais fuera de casa es la de una pareja cómplice, que se ama, que se respeta, que se admira y que, además se complementa perfectamente. Pero cuando volvéis al hogar, la pareja feliz se disuelve entre discusiones y cada uno va por su lado. Sabemos que mujeres y hombres nunca se comportan igual en público que en privado, lo que no sabemos es por qué.

Parejas en público y en privado

Sin que sirva de precedente, el diferente comportamiento en público y en privado no es exclusivo de los hombres. Las mujeres también lo hacemos. No se trata de un asunto de hipocresía, tal vez el cuerpo nos pide comportarnos de una manera en casa y de otra manera totalmente diferente cuando estamos con más gente. Y no todas las parejas dan la imagen de una pareja feliz.

Algunas parejas funcionan solo en la intimidad del hogar. Hay parejas que se compenetran a la perfección en casa, con una convivencia idílica, sin discusiones, sin malentendidos y respirando un ambiente de tranquilidad y armonía. Sin embargo, cuando salen a la calle empiezan los problemas de esta pareja. Que por qué caminas delante de mí, que por qué no me has presentado a tu compañero de trabajo, que cómo se te ocurre meterme en este bar a tomar una copa.

Hombres y mujeres en público y en privado

Tu novio es encantador. Tal vez hayas oído más de una vez esta frase de boca de algunos conocidos o familiares. Ellos creen que tu novio te trata como a una reina, que está muy pendiente de ti y que te quiere con locura. Sin embargo, en casa no se comporta así. En cuanto entráis por la puerta, se sienta en el sofá, coge el mando de la tele y ahí te quedas tú pensando qué preparar para cenar sin posibilidad de comunicarte con él.

Pero también está el tipo opuesto. Ese novio que en casa es un encanto, que se ocupa de las tareas domésticas en la misma proporción que tú, que a veces hasta te escucha e intenta consolarte o que te manda whatsapps a lo largo del día para decirte que te quiere, cuando sale a la calle se convierte en un macho alfa con todas las de la ley haciendo chistes sobre mujeres de dudoso gusto.

Las mujeres también sufrimos esta transformación al más puro estilo Dr. Jekyll y Mr. Hyde cuando pasamos de la esfera pública a la privada. Esa novia que en casa va persiguiendo a su novio porque no la hace ni caso, que está todo el día encima de él para que haga las labores del hogar, que se queja de que ya no le dice cuánto la quiere, que se deprime porque ya no la lleva al cine, es la misma que cuando está con amigos es la novia más independiente, tolerante y cañera del mundo.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres: su comportamiento en público y en privado, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.