Qué es el mal de amores y cuáles son sus síntomas

No es ninguna tontería, el mal de amores existe y tienes que saber reconocerlo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué es el mal de amores

Seguramente has oído más de una vez decir de alguien en tono jocoso que “tiene mal de amores”. Es habitual tomarse el mal de amores como un momento vital transitorio y sin consecuencias, pero no es cierto. Te contamos qué es el mal de amores y cuáles son sus síntomas porque puede llevarte a la depresión.

Descubre qué es el mal de amores

Al mal de amores también se le llama desamor, pero la primera expresión sirve para reducirle la carga de dolor que tiene esta situación sentimental. Y no deja de ser un error, porque el dolor hay que reconocerlo y aceptarlo, no ocultarlo. Se puede tener mal de amores en diversas situaciones:

+ Cuando te enamoras de alguien y esa persona pasa de ti, lo que se convierte en un amor no correspondido que te lleva la autoestima hasta niveles bajo tierra, que te roba la sonrisa y que te agota física y emocionalmente.

+ Cuando te enamoras de alguien sin decírselo, como el caso de los amores platónicos, de esas personas que no saben ni que existes y que tú amas con toda la intensidad. Aunque los demás no lo entiendan, tú amas igual. Y cuando el amor no es recíproco, no hay más camino que el desamor.

+ Cuando tu relación de pareja no es como esperabas, lo que te coloca en una posición de decepción diaria. Tus expectativas eran otras y no se han cumplido ni de lejos. Es cierto que nadie más que tú eres responsable de tus expectativas, pero eso no le quita dolor a la situación. Tu pareja no es lo que quieres, lo que necesitas o lo que buscas. Y ahora, ¿qué?

+ Cuando se rompe una relación de pareja. Si tu pareja te deja, estás en riesgo de sufrir mal de amores si no sabes gestionar bien el duelo del desamor. No te dejes llevar por esa gente que dice que tu malestar son tonterías, porque un mal de amores te puede llevar a una depresión.

Síntomas del mal de amores

Síntomas del mal de amores

El mal de amores no es solo un estado de decepción amorosa, sino que va acompañado de una serie de síntomas físicos y emocionales que tienes que aprender a reconocer para poderlos aceptar más adelante.

1 El primer y principal síntoma del mal de amores es la tristeza, la melancolía, la pena por aquello que pudo haber sido pero no fue.

2 A la tristeza le acompaña la confusión porque no sabes muy bien por qué te encuentras en ese estado, sobre todo en el caso de las rupturas. Es un momento de confusión porque tus expectativas no encajan con tu realidad y todo se desmorona.

3 Sentimientos como la rabia, el enfado y la ira también son síntomas de que estás sufriendo ese mal de amores. Esos sentimientos pueden ir contra la persona amada o contra ti mismo, pero en cualquier caso frénalos antes de que lleguen a la agresividad.

4 Hay un síntoma especialmente conflictivo y en el que te puedes quedar atascado provocando otros trastornos emocionales. Es la incredulidad. “Esto no puede estar pasando”, “no es verdad” o “no es posible” son frases que preceden a “volveremos a estar juntos y todo va a salir bien”.

5 Y entre todos ellos, seguramente sentirás la falta de concentración, el llanto, la angustia y todo el arsenal de síntomas de ansiedad que pueden llegar también en un desamor.

Cómo superar el mal de amores

El mal de amores se puede superar

Si esta situación de malestar emocional se alarga en el tiempo, no serías la primera persona que sufre una depresión por amor y a la que le cuesta reconocerlo. La sociedad no está preparada para entender la diversidad de procesos mentales y es muy posible que las cosas se compliquen por no buscar ayuda a tiempo.

La buena noticia es que hay vida más allá del mal de amores y que un desamor lo puedes superar por ti mismo si no te has enredado demasiado interiormente, si no te has aislado y si no has tirado la toalla para ser feliz por ti mismo. Pero si quieres superar el mal de amores, antes tienes que ser consciente de que lo estás sufriendo y darle toda la importancia que tiene.