7 signos de que deberías ir a un coach de parejas

Detecta las señales de que tu relación de pareja necesita ayuda

Laura Sánchez

7 signos de que deberías ir a un coach de parejas

A veces falta inteligencia emocional en tu relación de pareja y no podéis resolver los problemas, desencuentros o malentendidos vosotros solos. Es el momento de pedir ayuda y acudir a terapia de pareja porque puede salvar la relación. Pero, ¿cuándo decides que hay que pedir ayuda? Atenta a los signos de que deberías ir a un coach de parejas para que os ayude a superar la crisis.

Signos de que necesitáis un coach de pareja

Hay veces que tienes muy claro que ya no quieres a tu pareja y que quieres romper la relación. Otras veces no lo tienes tan claro, pero sabes que estáis atravesando una crisis de pareja y no sois capaces de solucionarla. Y muchas otras veces, intuyes que algo va mal pero no sabes muy bien qué pasa. ¿Cuándo hay que ir a un coach de parejas?

1. Las discusiones son destructivas

Está bastante claro que discutir en pareja es natural y también es beneficioso, pero todo depende de la forma en que se haga. Las discusiones deben ser constructivas, para lograr un entendimiento, para llegar a un punto de encuentro y para resolver malentendidos.

En cambio, con las discusiones destructivas no llegáis nunca a ninguna solución. Insultos, gritos, faltas de respeto y reproches están minando la relación y cada discusión es una batalla encarnizada. Es el momento de pedir ayuda.

Señales de que tu relación de pareja necesita ayuda

2. No habláis

Uno de los pilares de una relación de pareja es la comunicación. Hablar es fundamental, hablar de las emociones, hablar de lo que está bien y de lo que está mal, hablar de vuestros planes, de vuestras ilusiones y de vuestras decepciones. Hablar más.

Pero seguro que te ha pasado más de una vez que no has querido sacar un tema delicado por miedo a la reacción de tu pareja. No hablamos de violencia, que ese es otro caso distinto, sino de callarte lo que quieres decir para no iniciar una discusión destructiva que os aleje un poco más.

3. Intentos frustrados de resolver los conflictos

Hay veces que tienes mucha suerte con tu pareja y ambos sois conscientes del esfuerzo diario que se requiere para que una relación salga adelante. Y tú lo intentas; y él lo intenta; y de mil maneras.

Pero no funciona. Vuestros intentos por resolver los conflictos no funcionan y puede ser por falta de inteligencia emocional en la pareja. Pero no hay tiempo para atender al desarrollo personal por vuestra cuenta porque la relación está ya muy deteriorada, así que es el momento de acudir a terapia de pareja.

4. Crisis personal

Al vivir en pareja los problemas de uno se convierten en problemas de dos. Una crisis personal como un estado depresivo, una enfermedad, un despido en el trabajo o, simplemente, esa crisis de la edad que te hace ver todo más oscuro, puede afectar a la relación.

¿Y cómo puede ayudarte tu pareja? La empatía es fundamental en estos casos de crisis puntuales y personales, pero si acudís a un coach de pareja, los beneficios serán más duraderos.

Cómo saber si necesitas ayuda en tu relación

5. Falta de sexo

Ya no hacéis el amor como antes. Al principio os buscabais y ahora os evitáis. Dicen que la pasión se reduce en las parejas estables, pero la falta de vida sexual no es algo que debas pasar por alto o considerar normal.

El sexo es un vínculo más con tu pareja, uno muy importante además. Si no os sentís atraídos en este sentido es porque hay un problema solapado que no podéis ver. Un profesional os ayudará a detectar el problema y a buscar la solución.

6. Distanciamiento

Notas a tu pareja muy distante. No es que estéis enfadados, no es que discutáis mucho, no es que os hayáis dado cuenta algún problema sin resolver. No sabes lo que ocurre por más vueltas que le das.

A veces pasa, pero no eso no quiere decir que no haya que solucionarlo. A veces, cuando se lleva un tiempo de relación, es necesario tomarse un tiempo para respirar y ver si estás en el tipo de pareja que quieres. Y para resolver dudas, nada mejor que un profesional.

7. No eres feliz en tu relación

Tu novio es estupendo, tú le quieres, él te quiere. Pero tú no eres feliz en tu relación. Cuando lo analizas, no encuentras el fallo, solo encuentras esa sensación de infelicidad y ese vacío interior. Sea un problema de pareja o no, lo mejor es que acudáis a un coach de pareja para que os ayude a encontrar el camino.

Y tú, ¿alguna vez has ido a un coach de parejas?