Qué te convierte en una buena pareja y qué no

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué hace de ti una buena pareja

Que vivas en una relación de pareja no quiere decir que estés en una pareja feliz. Hay parejas que se rompen y parejas que continúan juntas más por inercia que por otra cosa. Pero también hay parejas con todo un futuro por delante que quieren mejorar cada día. Nos estamos preguntando qué te convierte en una buena pareja y qué no tomando nota de las parejas más felices.

Lo que te convierte en una buena pareja

Es evidente que no existe la fórmula mágica para una pareja feliz porque no a todas las personas les sirven las mismas cosas. Pero sí hay algunos aspectos que definen a una buena pareja y que tienen en común todas esas parejas sanas y felices. El primer requisito, por supuesto, es que hayas elegido bien a tu pareja, a una pareja que merece la pena y que también está dispuesta a hacer las cosas lo mejor posible.

Porque una pareja es cosa de dos, ambos debéis compartir ciertas características. La comunicación, la empatía, el respeto y la confianza son los cuatro pilares básicos sobre los que se asienta una buena pareja. Pero todo esto falla si no hay amor, si no hay esfuerzo y si no hay una misma forma de entender la relación de pareja. Nos falta algo para este cóctel de amor: complicidad, atracción y generosidad.

Lo que te convierte en una mala pareja

Una mala pareja no se esfuerza por la relación, deja que siga su curso. Tampoco se molesta en dialogar para resolver los problemas de pareja, prefiere guardar los malentendidos debajo de la alfombra hasta hacer limpieza general y sacar a relucir todos los reproches. Una mala pareja no apoya a la otra persona, no la escucha y no intenta comprenderla, básicamente porque no le interesa como persona.

Solo hay que dar un paso más para que una mala pareja se convierta en una pareja tóxica cuando hace uso de los celos, de la falta de respeto, de la manipulación y del chantaje emocional. Cuando pretende cambiar a su pareja, cuando la aísla de su entorno, cuando no permite crear un espacio propio o cuando la responsabiliza de todo lo que ocurra. ¿Te atreves a revisar tu historia de amor?