Quién fue San Valentín: historia del 14 de febrero

Te contamos el origen del día de los enamorados y otras curiosidades

María José Roldán Prieto

Quién fue San Valentín

Aunque para la sociedad el día de San Valentín sea el día del amor y el día donde las parejas pasan el tiempo juntas de forma romántica, la realidad es que San Valentín no tuvo mucho que ver con el amor, ¿sabes quién fue San Valentín? ¿Quieres contarle la historia a tu chico

Un poco de historia sobre San Valentín

A finales del tercer siglo después de Cristo un hombre llamado Valentín fue martirizado el 14 de febrero. Fue exactamente en el año 296 DC cuando fue condenado a una ejecución en tres partes: paliza, lapidación y finalmente decapitación y todo esto por su posición hacia el matrimonio cristiano. Las últimas palabras que escribió fue una nota a su hija Asterio que firmo como 'de tu Valentín'.

Todo esto ocurrió porque el emperador tenía un edicto que prohibía el matrimonio entre los jóvenes porque pensaba que los soldados solteros luchaban mejor que los soldados casados porque éstos últimos tenían miedo de lo que podría sucederles a ellos, a sus esposas o a su familia si ellos morían.

El matrimonio para la Iglesia era algo muy sagrado y Valentín alentaba a los jóvenes a casarse dentro de la Iglesia y en secreto él los casaba. Por hacer esto es por lo que fue capturado, encarcelado y torturado, por realizar ceremonias de matrimonio contra la orden del emperador Claudio II. Hoy muchas personas honrar el valor y la memoria de este santo cristiano. San Valentín se ha convertido en el santo patrón de los enamorados.

Quién fue San Valentín: historia del 14 de febrero

Como ves, San Valentín nada tiene que ver con un ángel semi desnudo que vuela gracias a sus pequeñas alas, ni tampoco tiene un arco de flechas para cautivar el corazón de los enamorados. San Valentín existió de verdad y murió por creer en el amor entre las parejas cristianas. Si él estuviera aquí hoy, diría que las parejas casadas llegaría un momento en el que tendrían que sufrir porque no es fácil mantener el compromiso y los votos del matrimonio, ¡hay que estar preparado para eso!