San Valentín para solteras: el amor a una misma

Puedes disfrutar del día de los enamorados aunque no tengas pareja

María José Roldán Prieto

San Valentín para solteras: el amor a una misma

Puede que sea más fácil para ti sentir envidia de todas esas parejas felices que tienen un plan especial en el día de San Valentín, pero ese sentimiento de frustración que sientes porque estás sola en este día no tiene que ir contigo. Una actitud positiva y un poco de creatividad pueden hacer maravillas en tu estado de ánimo y así disfrutar de este día aunque estés soltera, ¿por qué no puedes celebrar el amor que sientes por ti misma? ¡Claro que sí!

Estar soltera en San Valentín

- Disfruta del día. Puedes darte un capricho y disfrutar del día acudiendo a un spa o yendo a que te hagan un buen masaje. Quizá quieras acudir a ese restaurante que tanto te gusta e ir acompañada de algún familiar o amigo que también esté soltero.

Estar soltera en San Valentín

- Hazte un regalo. No tienes que esperar que otra persona te regale algo para saber lo maravillosa que eres, así que si tú también quieres tu regalo de San Valentín piensa en un capricho que te mereces y no dudes en regalártelo. ¿Qué tal ese perfume que viste anunciar el otro día?

- Haz una fiesta de personas solteras. ¿Quién te ha dicho que las solteras no lo pueden pasar bien ese día? ¡Incluso mucho mejor! Puedes reunirte con tus amigos/as solteros/as y conseguir una buena fiesta entre todos. Podéis hacer una fiesta privada donde sólo puedan acudir personas sin pareja. Os lo pasaréis en grande, te lo aseguro.

- Haz lo que quieras. Así es, haz lo que quieras… ¡y sin dar explicaciones! Esto es una ventaja de estar soltera, que puedes hacer lo que quieras con quien quieras que cuando llegues a casa sólo tendrás que disfrutar de lo vivido. Así que si quieres vivir una experiencia emocionante, si quieres hacerte un tatuaje, si te apetece ir a comprar ropa o pasar el día en familia, ¿a qué esperas?