Kobido: el masaje japonés que reduce las arrugas del rostro

Andrea Azcona

Kobido, masaje natural japonés

¿Alguna vez habías oído hablar del Kobido? Se trata de una técnica japonesa que mediante un masaje, utiliza las técnicas y sabiduría nipona para entrar el equilibrio entre la belleza facial y la salud de los tejidos y músculos que dan forma a esa belleza.

La sabiduría ancestral japonesa cree que un desequilibrio de la energía vital, llamada Ki, conlleva dolencias y enfermedades que se reflejan en el rostro. Por ello consideran que la belleza facial solo es posible cuando todo el organismo está en armonía saludable. Para ello durante el Kobido se estimulan profundamente los canales energéticos del cuerpo, y así lograr esa armonía entre salud y belleza.

El Kobido consta de tres etapas: limpieza, hidratación y estimulación. Durante todas ellas se utilizan aceites vegetales y aceites esenciales puros para la manipulación del rostro. A diferencia de los masajes occidentales, el Kobido está basado en técnicas de percusión combinadas con técnicas de masaje profundo, que trabajan la musculatura que está debajo del tejido superficial, utilizando para ello mucha más presión que en el masaje convencional. además, durante la fase de la estimulación, se utilizan estas técnicas de percusión junto a una gran variedad de movimientos superficiales.

Kobido, masaje antiarrugas japonésKobido, el masaje antiarrugas japonés

Los 5 beneficios del masaje japonés Kobido

Este masaje japonés tiene innumerables beneficios para la piel entre los que están:

+ Atenúa arrugas y reduce las líneas de expresión.

+ Potencia la elasticidad y firmeza de la piel recuperando la tonicidad muscular.

+ Nutre la piel con vitamina E gracias a los aceites esenciales utilizados durante el masaje.

+ Oxigena los tejidos eliminando células muertas.

+ Estimula el colágeno y la elastina de los tejidos.

Puedes leer más artículos similares a Kobido: el masaje japonés que reduce las arrugas del rostro, en la categoría de Cara en Diario Femenino.