Tratamiento facial con ácido ascórbico: Vitamina C para tu piel

Teresa Guerra

Una de las recomendaciones nutricionales más habituales es la de tomar zumo de naranja en abundancia debido a la gran cantidad de vitamina C que aporta al organismo, y los numerosos beneficios que conlleva. La piel también puede aprovechar estas ventajas a través de un tratamiento facial que le ayuda a aprovecharla al máximo a través del ácido ascórbico.

El cuidado facial es un paso muy importante a seguir si queremos mantener la salud y el aspecto de la piel. Conviene realizar una limpieza facial diaria, aplicar crema hidratante y maquillaje antes de salir a la calle para evitar las agresiones, así como una mascarilla una o dos veces a la semana. Puntualmente también podemos recurrir a tratamientos especiales que nos ayuden a solucionar pequeños problemas.

Ventajas del ácido ascórbico para la piel

El ácido ascórbico es una de las posibilidades a las que podemos recurrir a la hora de realizar uno de estos tratamientos faciales. La vitamina C del ácido ascórbico proporciona, entre otras, estas ventajas: su efecto antioxidante evita la formación de los radicales libres y retrasa las señales de envejecimiento, protege de las infecciones cutáneas y estimula la producción de colágeno en los fibroblastos.

El tratamiento con ácido ascórbico se puede realizar en cualquier momento, pero está especialmente indicado para las épocas de sol, cuando la piel está más sensible a las radiaciones ultravioleta. La vitamina C fortalece las defensas y reduce los efectos negativos del sol sobre la piel. Se ha demostrado cómo su aplicación contribuye a tratar las arrugas y líneas de expresión, si bien debe ser aplicada con precaución.

Antes de aplicar un tratamiento facial hay que comenzar limpiando bien la cara para eliminar la suciedad de los poros con jabón o crema limpiadora. A continuación se aplica el ácido ascórbico y se deja que actúe. Por último es necesario hidratar la piel con crema y sérum, además de tónico facial para recuperar el pH de la piel.