Tratamiento facial con rubí para una piel más joven

Teresa Guerra

Los tratamientos de lujo de están de moda. Así lo demuestra el éxito del tratamiento facial con oro, y ahora conocemos uno más novedoso aún, con rubí. Una experiencia que promete asegurar una piel suave y sedosa, aportando mayor luminosidad y eliminando algunos signos de edad más evidentes. ¿Quieres saber cómo funciona?

El tratamiento con polvo de rubí es una de las últimas tendencias en cuidado facial gracias a famosos como Mila Kunis, que son capaces de pagar sumas astronómicas para lucir sus efectos. Se trata de una de las técnicas más caras del mundo, cuyos efectos asombrosos están más que asegurados, siempre que estés dispuesta a asumir su precio.

Polvo de rubí, lo mejor para una piel joven

Consiste en triturar piedras preciosas, principalmente rubíes y diamantes, para aplicarlos sobre la piel. Con este proceso conseguimos que la cara absorba este polvo que proporciona una luminosidad única, además de un efecto de relleno de las arrugas que rejuvenece la piel disimulando las arrugas.

A la hora de someterse a esta tratamiento facial el proceso es el siguiente: comienza con una limpieza facial que elimina todos los restos de maquillaje, polvo y contaminación para dejar la piel depurada. A continuación se aplica el polvo de rubí, que tiene un efecto peeling y activa la piel para recibir el sérum. Se aplica la crema hidratante dando un suave masaje para que penetre en profundidad y termina con una mascarilla que revitaliza la piel.

Las ventajas del tratamiento facial con rubí se encuentran principalmente en que aporta luz de forma mucho más natural y uniforme que la conseguida mediante otras técnicas como el iluminador facial. Además activa la corriente microsanguínea, favoreciendo la circulación de la cara, y consiguiendo por tanto que esté más oxigenada. Y tú ¿te atreves con este extravagante tratamiento?