Trucos para que el maquillaje dure más

María Fernández

Seguro que sabes de qué te hablamos; cada mañana te echas tu maquillaje justo antes de salir de casa para que te dure lo más posible pero, cuando haces un pausa en el trabajo para mirarte al espejo, descubres que nada de lo que habías hecho esa misma mañana sigue en su sitio. Te preguntas, ¿he salido yo con esta cara de casa? Te damos algunos consejos imprescindibles para que tu maquillaje dure más.

Mucha veces es la propia piel la que acaba absorbiendo el maquillaje, pero también el aire y demás variantes pueden hacer que pronto parezca que no te has maquillado. El sudor es uno de los factores que más influye a la hora de empeorar tu apariencia. 

En primer lugar, es imprescindible que apliques crema hidratante antes de la base. No solo hará que tu maquillaje dure más tiempo, sino que tu piel te lo agradecerá. Establecer unos hábitos de hidratación hará que la piel de tu rostro tenga un mejor aspecto. No te olvides tampoco de tu cuello, una de las partes que más descuidamos. Es importante que escojas el producto según tu tipo de piel, ya sea seca o grasa.

También es importante cómo aplicas el maquillaje. Si extiendes una capa demasiado fina, acabará desapareciendo rápidamente. La clave está en extender de forma homogénea el maquillaje creando una base de un grosor adecuado. Aplica algo más de maquillaje en la zona de la nariz y la barbilla porque suelen ser las zonas donde más brillos aparecen.

Trucos para un maquillaje duradero

Después de la base, aplícate una capa de polvos traslúcidos para conseguir un maquillaje duradero. Si quieres aprovechar y dar un tono de color a tu maquillaje o si quieres parecer más morena, puedes comprarte un cosmético de tu mismo tono o bronceador. Si tu base es a prueba de agua evitarás que el maquillaje se te quite con el sudor.

En cuanto a los ojos, quizá el consejo más obvio pero efectivo es no tocarte demasiado. Sabemos que a veces resulta complicado no rascarse cuando te pica, y más si no estás demasiado acostumbrada a llevar maquillaje. Sin embargo, haz un pequeño esfuerzo y recuerda lo bien que te queda esa sombra de ojos.

Atenta al truco para hacer que tu pintalabios aguante más: siempre, la hidratación. Si antes de aplicar color a tus labios te extiendes la cantidad justa de bálsamo o crema labial harás que sea mucho más duradero. Otra opción muy útil es perfilarlos con un color que pegue con la base labial.