El peinado más polivalente: el moño alto o top knot

María Fernández

El moño alto es una apuesta segura para casi cualquier ocasión. Es el peinado perfecto tanto para una boda como para un día en la piscina, solo tienes que encontrar el modelo más adecuado para cada plan. Con este peinado añadirás un toque sexy y sofisticado tanto a tu look diario como al de los grandes momentos.

Nunca antes había estado tan de moda el moño al estilo top knot o nido alto. En este, el pelo queda recogido en la parte superior de la cabeza dejando la nuca al aire.

Es uno de los peinados más cómodos ya que una vez que te lo haces, y si te has asegurado a través de horquillas, redecillas o laca de que no se te va a mover ni un pelo, no tiene por qué incordiarte en toda la jornada. Así que no lo dudes ni un momento y atrévete a hacerte un moño alto. El primer paso para casi todos los modelos es el mismo: hazte una coleta alta, a la altura donde quieras que se sitúe tu moño.

El peinado de moda: el moño alto

Para conseguir una imagen elegante para un evento especial al que tengas que acudir con un look formal, apuesta por un moño alto con el pelo muy tirante. Para lograrlo, utiliza los productos capilares adecuados como geles. Puedes utilizar para ello un donut. Esta goma de pelo más gruesa de lo normal puedes comprarla en casi cualquier supermercado y te servirá para hacer un moño uniforme. Si no tienes ningún donut a mano, siempre puedes utilizar un calcetín aunque el resultado puede no ser el mismo ya que la técnica es un poco más complicada. Si quieres un moño más que perfecto puedes utilizar postizos. Para mantener a raya los pelitos que se puedan salir de su sitio, utiliza un redecilla que envuelva tu coleta o aplícate grandes dosis de laca.

Si por el contrario quieres conseguir un look más informal, prueba con un peinado más messy y deja que algunos mechones caigan sobre los lados de tu cara o por la nuca. También puedes probar a dejarte el flequillo suelto. Si tu pelo es muy fino o lacio puedes cardarlo después de hacerte la cola de caballo y conseguir más volumen. Para un look romántico puedes hacerte un moño con trenza decorado con pequeñas flores.

Para las grandes o pequeñas ocasiones, para estilizarte la cara, para tener el pelo recogido y que no te moleste a la cara… ¡hazte un moño alto: el peinado más polivalente!