Peinados recogidos: cómo peinarse con dos moños, paso a paso

María Fernández

SI buscas un peinado fuera de la común pero divertido, ¿por qué no te haces dos moños? No pienses que si te haces este tipo de recogido te parecerás a la Princesa Leia de 'La guerra de las Galaxias' con su look de dos ensaimadas. Para nada, los peinados con dos moños te ofrecen mil y una posibilidades para que los combines con el estilo que lleves cada día.

El peinado más corriente a partir de este modelo son los dos moños básicos. Hacértelos es tan sencillo como dibujarte con un peine la raya para separar tu melena en dos y recoger el pelo en dos coletas a la altura a la que desees que estén tus moños. Ten en cuenta que tanto si te los haces demasiado arriba como si están pegados a la oreja serán molestos.´

Enrolla la coleta sobre sí misma como harías con un moño normal y coloca tantas horquillas como sea necesario para fijarlos. Este peinado de dos moños básicos puede tener dos variantes: Puedes hacer las coletas muy tensas o conseguir un look más desenfadado soltando algunos mechones alrededor del rostro.

Peinados con dos moños

Pero existen muchas otras posibilidades que incluyendo dos moños. Puedes hacerte un semirecogido con dos pequeños moños. Deja tu melena suelta y recoge algunos mechones en dos moños en la parte posterior de tu cabeza. Utiliza horquillas para que se sujeten.

Este peinado servirá para retirarte el pelo de la cara en verano y tener menos calor. Para darle más movimiento a tu cabello y conseguir un aspecto más fresco, ondula tu melena antes de hacerte los dos moños. De esta forma, además, conseguirás una forma más deshecha de los dos moños para un estilo más casual. Este es el peinado ideal para acompañar un look romántico.

Para dar un toque de color y hacer tu peinado más divertido, puedes colocarte diferentes accesorios que te sienten bien. Además de las horquillas -casi imprescindibles para hacerte los dos moños- puedes peinarte con pinzas, lazos, diademas, tiaras, pañuelos...