Cómo eliminar las escamas de la piel: causas y tratamiento

Marta Valle

La exposición continua a los cambios bruscos en las condiciones meteorológicas y la ausencia de una sensibilidad por un cuidado regular y continuado puede generar la aparición de escamas en la piel. Esta anomalía cutánea denota, en primera instancia, una intensa deshidratación que, de no frenar en un plazo determinado, puede llegar a causar una serie de daños de carácter irreversible tanto en la superficie epidérmica como en sus capas más profundas. Esta anomalía suele ser más común en las estaciones frías, provocando que los restos de las pieles muertas se desprendan ligeramente y generen un aspecto poco agradable.

Causas de la aparición de escamas en la piel

Una afección muy común que suele estar ligada a la descamación de la piel es la psoriasis. Aunque bien es cierto que no siempre que dispongamos de un cutis rojo, escamado e irritado se nos diagnosticará una patología como la mentada, es posible que estemos siendo afectadas, especialmente si nuestro rango de edad se encuentra entre los 15 y los 35 años. Las manchas habituales en la psoriasis se forman debido a la acumulación de células dérmicas en la superficie cutánea, pudiéndose manifestar en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en el cuero cabelludo, en el tronco, en las rodillas y en los codos.

Aunque la deshidratación suele ser un factor muy común en la aparición de escamas en la piel, en el caso de padecer psoriasis, no resulta fácil, por parte de los dermatólogos, definir las causas que determinan su desarrollo. Hasta la fecha se conoce que un tipo de glóbulo blanco, el linfocito, ataca la piel sana provocando que el sistema inmunológico envíe más sangre a la zona afectada, materializándose esta anomalía en forma de irritación, descamación y enrojecimiento.

Dado cualquier caso de descamación de la piel, el dermatólogo se centrará en combatir los síntomas para lograr que la paciente pueda lucir, en la medida de lo posible, una dermis sana. De esta forma, será posible recomendar el seguimiento de una dieta equilibrada que incluya la ingesta de unos dos litros de agua diarios, la utilización de cremas hidratantes adecuadas para cada tipo de piel y el uso de telas que sean suaves y que no provoquen irritiaciones.  

Puedes leer más artículos similares a Cómo eliminar las escamas de la piel: causas y tratamiento, en la categoría de Piel en Diario Femenino.