Cómo cuidar la piel durante el embarazo

Marta Valle

Piel durante el embarazo

Son muchas las vías a través de las cuales las mujeres experimentamos modificaciones durante la etapa del embarazo. Además del propio, y evidente, aumento de peso corporal, algunos de los cambios más importantes se centran en el cabello y en la piel. Hay que tener en cuenta que la mayoría de estas anomalías no son perjudiciales para la salud y normalmente desaparecen tras el parto, sin embargo algunas de ellas pueden llegar a causar estados severos de ansiedad puesto que afectan directamente sobre el aspecto y la estética de la mujer.

Cambios más habituales en la piel durante el embarazo

La gran mayoría de las mujeres presentan estrías durante el embarazo, especialmente focalizadas en el área abdominal. También es recurrente que esta problemática aparezca en otras zonas como los senos, las nalgas o las caderas. Las estrías que aparecen tanto en el vientre como en la parte inferior del cuerpo se deben fundamentalmente al crecimiento del bebé en el interior del cuerpo femenino, mientras que las que afectan a los pechos se dan a medida que éstos se van preparando para la lactancia. Resulta complicado prevenirlas con la utilización de productos cosméticos, aunque la preocupación sobre nuestro aspecto no debería ser muy acuciada ya que tienden a desaparecer con el mero transcurso del tiempo.

Pero éstos no son los únicos cambios que pueden afectar a la piel de nuestro cuerpo durante el embarazo. Es habitual el padecimiento entre las mujeres en este estado de la llamada cloasma o máscara del embarazo, una suerte de parches de coloración amarillenta o marrón alrededor de los ojos, así como sobre las mejillas y la nariz. En un mismo sentido, a algunas mujeres embarazadas pueden desarrollar la llamada línea negra, una raya que se acentúa en la parte inferior del abdomen.

Resulta importante para prevenir y combatir estos cambios repentinos en la piel protegerse bien de los efectos nocivos del sol, utilizando ropa adecuada, sombreros y cremas de protección solar. En casos muy graves o que nos afecten a un nivel emocional muy profundo, habremos de consultar con un dermatólogo con el objetivo de descartar patologías más severas. 

Puedes leer más artículos similares a Cómo cuidar la piel durante el embarazo, en la categoría de Piel en Diario Femenino.