Piel grasa: consejos y cuidados básicos

Marta Valle

La piel grasa es una manifestación de este órgano que se desarrolla caracterizada por una acumulación ingente de lípidos. Aparte de tener consecuencias sobre nuestra estética, especialmente cuando se manifiesta en zonas muy visibles como la nariz, la frente o la barbilla, también puede acarrear numerosas consecuencias negativas sobre la salud tanto de nuestro cabello como de nuestra piel. Anomalías que se pueden materializar en forma de seborrea en el pelo o acné en la dermis. En casos menos extremos, el aspecto de la piel puede resultar untuoso, brillante y húmedo, apreciándose con frecuencia puntos negros, espinillas y todo tipo de impurezas.

Cuidados que podemos llevar a cabo en pieles grasas

Para cuidar este tipo de piel y, además, evitar los excesos de grasas podemos llevar a cabo varias acciones que pueden complementarse a la hora de obtener resultados óptimos. En primer lugar, resulta trascendental la higiene en esta clase de dermis. Tenemos que procurar limpiarla dos veces al día –al levantarnos y antes de acostarnos- a través del uso de agua templada y un jabón limpiador suave. Las pieles grasas disponen otro problema como es el exceso de brillos, para lo que podemos utilizar cremas hidratantes que no contengan aceites.

Debemos exfoliar las pieles grasas con bastante frecuencia, unas dos veces por semana siempre que pongamos especial cuidado en la limpieza de los puntos negros e impurezas. Para ello podremos usar productos que contenga la indicación de ‘no comedogénico’, lo que garantiza que sea apto para la no obstrucción de los poros. También podemos usar mascarillas una vez por semana y, en la estación veraniega, utilizar protectores solares.

Además de los productos propiamente cosméticos, debemos tener cuenta que para un cuidado efectivo de la piel grasa hemos de poner atención en nuestra alimentación diaria. Para evitar los excesos de grasa resulta importante hidratarnos convenientemente a través de la ingesta de, al menos, dos litros de agua diarios, además de evitar el consumo de productos como las carnes rojas, el alcohol, el chocolate o los refrescos. Resulta conveniente, además, tomar mucha fruta y muchas verduras de hoja verde así como alimentos ricos en vitamina B2 como las judías, las nueces o la levadura de cerveza.  

Puedes leer más artículos similares a Piel grasa: consejos y cuidados básicos, en la categoría de Piel en Diario Femenino.