Cómo prevenir las arrugas: mantén tu piel lisa

Cómo prevenir las arrugas

Resulta normal que de forma natural vayan a apareciendo arrugas en nuestro rostro a medida que vamos cumpliendo años. Sin embargo, no solemos aceptar con la misma naturalidad el hecho de que se manifiesten y tendemos a buscar soluciones con las que, al menos, consigamos retrasar su inevitabilidad. Siguiendo algunos consejos, que no solo tienen que ver con el uso de productos cosméticos, podremos minimizar el efecto de envejecimiento que la aparición de las arrugas provoca en nuestra cara.

Las vías más efectivas para retrasar la aparición de las arrugas

Son numerosos los tratamientos que podemos adquirir en el mercado a la hora de paliar las consecuencias negativas que dispone sobre nosotras la aparición –especialmente si es prematura- de las arrugas. Sin embargo, las propiedades de estos productos no resultan siempre suficientes para combatir esta problemática, por lo que habremos de recurrir a cambios sustanciales de nuestro estilo de vida. La gran mayoría de cremas que nos aplicamos en la cara para aplacar la generación de arrugas tan solo combaten los efectos de la edad de forma superficial, nutriendo las capas superiores de la piel sin llegar a hidratar con un mínimo de profundidad.

La alimentación va a resultar fundamental si nos proponemos alargar la juventud de nuestro cutis. Tanto el colágeno como la elastina son dos sustancias responsables de que la piel se mantenga firme y elástica, y ambos son generados por la actuación de una serie de nutrientes como es el caso de la vitamina C. Dicha vitamina la podemos encontrar tanto en frutas como en verduras de hoja verde. Por otra parte, algunos vicios como el tabaco, el alcohol o la ingesta excesiva de bebidas ricas en cafeína pueden desgastar prematuramente el aspecto de la dermis.

Los factores externos inciden en la salud de nuestra piel y, por extensión, en la aparición de las arrugas y demás efectos de la edad. El sol, en concreto, resulta especialmente agresivo, por lo que, sobre todo en temporada veraniega, hemos de utilizar pantallas de amplio espectro que dispongan un factor de protección adecuado a nuestras circunstancias. El invierno, aunque es menos acusado, también puede generar que se reseque en exceso la dermis por acción del frío.  

Marta Valle  •  lunes, 6 de enero de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Los problemas más comunes (y odiados) de nuestra piel

    Los problemas más comunes (y odiados) de nuestra piel

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x