Piel seca: cinco secretos que te ayudan a combatirla

Remedios contra la sequedad de la piel

María José Roldán Prieto

La piel seca se produce cuando la piel no retiene suficiente humedad. Ocurre como resultado de baños frecuentes, el uso de jabones fuertes, por el envejecimiento natural, por no beber agua de forma suficiente o algunas condiciones médicas. Con el frío también se puede secar la piel por lo que se puede sentir la piel más roja y áspera. El contenido de agua de la capa externa de la piel -o epidermis- refleja el nivel de humedad que existe a su alrededor. 

Secretos que te ayudarán a combatir la piel seca

Si tienes la piel seca puedes hacer algunas cosas para poder aliviarlo, pero no te preocupes porque todas las personas tendrán que hacerlo en algún momento de sus vidas. No te pierdas algunos secretos que te ayudará a combatir la piel seca y a que mejore su aspecto considerablemente.

1. Hidrata la piel. Para hidratar la piel lo primero que tendrás que hacer es beber agua. La mejor forma de hidratar la piel es hacerlo desde dentro del organismo y para ello no podrán faltar tus 10 vasos de agua diarios. También puedes usar cremas hidratantes de la piel que te ayudarán a rehidratar la capa superior de células de la piel y sellar la humedad. Si usas cremas hidratantes es mejor hacer justo después del baño o al lavarte las manos, así sellarás la humedad mientras tu piel está húmeda.

2. Limita el uso de la ducha. Si no quieres resecar tu piel es mejor que estés únicamente de 5 a 10 minutos dentro de la ducha o del baño, si tardas más es posible que elimines la capa de grasa de la piel y que pierdas la humedad. Usa agua tibia en lugar de caliente para mejores resultados.

3. No uses jabones fuertes. Aléjate de los jabones desodorantes, de los jabones perfumados, los productos con alcohol o cualquier producto que pueda despojarte de los aceites naturales de tu piel.

4. No uses cepillos en la piel. Si quieres que tu piel no se seque más de la cuenta deberás evitar el uso de esponjas de balo, cepillos y paños, utiliza la mano en la ducha. Pero si estás demasiado acostumbrada a ellos y no quieres renunciar a su uso, entonces nunca frotes y úsalos dándote pequeños toques en tu piel.

5. Cuidado con los detergentes. Evita el uso de detergentes perfumados y no uses suavizantes para lavar la ropa. De este modo evitarás irritaciones en tu piel.

La piel seca generalmente no es un problema de salud grave pero puede conducir a complicaciones como el eczema crónico -manchas rojas- e incluso el sangrado de las fisuras que se han vuelto profundas para interrumpir los capilares en la dermis. Otra complicación es la infección bacteriana secundaria -enrojecimiento, pus e hinchazón- que puede requerir incluso, el uso de antibióticos. Si ves que tu piel está demasiado seca, que te pica o que te duele, acude a tu médico.

Puedes leer más artículos similares a Piel seca: cinco secretos que te ayudan a combatirla, en la categoría de Piel en Diario Femenino.