¿Tendrá mi hija ojeras porque yo las tengo?

Cómo saber si tus ojeras son hereditarias

María José Roldán Prieto

Las ojeras son un malestar que muchas mujeres y hombres padecen de forma habitual, no es que duelan ni nada pero molestan porque afean el rostro y hacen que parezca que estés enferma o más cansada de la cuenta sin que tenga que ser realmente así en el caso que no sea ese el origen de este problema en tu caso.

Las ojeras pueden aparecer por muchos motivos diferentes como por ejemplo falta de sueño o cansancio, la toma de algunos medicamentos, las alergias estacionales, llorar demasiado y entre otras causas también se encuentra la genética.

La diferencia entre las ojeras genéticas y de estilo de vida 

Por este motivo si tú tienes ojeras actualmente y además vas a ser madre es posible que pienses o te preguntes si tu hija también tendrá este probema como lo tienes tú ahora mismo, pero eso depende de algunas cosas que tendrás que saber. ¿Quieres saber si tu hija tendrá ojeras porque tú las tienes?

Si tienes ojeras porque tu estilo de vida u otras circunstancias te han hecho tenerlas, entonces puedes estar tranquila porque lo más probable es que tu hija no tenga ojeras, al menos por causa o genética tuya. Esto quiere decir que tus ojeras al no ser heredadas te han ocurrido por cualquier otro motivo como por ejemplo un mal estilo de vida, por fumar demasiado, por estar estresada, por dormir menos de lo que necesitas, por estar cansada, por llorar demasiado, por tomar algunos medicamentos, etc. Pero tu hija no tendrá nada que ver con esto y por lo tanto nacerá con unos ojos preciosos y una piel bonita debajo de los ojos.

Si desafortunadamente tus ojeras son heredadas y otros miembros de tu familia también tienen ojeras por culpa de la genética, entonces tu hija tendrá el 50% de posibilidades de tener esas manchas oscuras debajo de los ojos exactamente igual que las tienes tú desde que naciste. Aunque claro, si tu pareja no tiene ojeras y tiene una piel debajo de los ojos increíble, entonces las posibilidades se reducen a la mitad. Pero si tu pareja tiene ojeras heredadas igual que tienes tú, entonces tu hija tendrá la misma suerte de tener manchas oscuras debajo de los ojos.