Dieta quemagrasas para tener un vientre plano

Teresa Guerra

Hay muchas dietas para adelgazar y bajar de peso de forma generalizada, pero para muchas mujeres el problema no está en el peso en sí mismo, sino en la distribución del mismo. Un volumen elevado de grasas y líquidos que se almacenan en lugares como las caderas, el abdomen y glúteos pueden arruinar una figura pese a que esta se encuentre dentro de su peso ideal.

Para evitar este problema podemos recurrir a la dieta quemagrasas, cuya característica es consumir pocas calorías para obligar al cuerpo a consumir las reservas de grasa almacenadas y así hacer que reduzcan su volumen. Se trata de una dieta estricta pero con la que se pueden obtener resultados rápidos y visibles en tan sólo una semana.

Los alimentos permitidos en la dieta quemagrasas

El objetivo de la dieta quemagrasas es consumir alimentos ligeros, que nos sirvan para evitar la sensación de pesadez, así logramos limpiar el cuerpo de toxinas. El ingrediente principal de esta dieta es una sopa que lleva los siguientes ingredientes: 2 cebollas, 2 ramilletes de apio, 2 pimientos verdes, 6 tomates, 300 gramos de repollo y sal. Hay que hervir estos ingredientes, también se pueden triturar y tomar en forma de puré. A continuación debemos seguir una rutina de siete días:

- Primer día: Se puede tomar la cantidad de sopa que se desee, junto con frutas frescas (excepto las más calóricas como el plátano) ya sea en pieza o en zumo, además de agua.

- Segundo día: La cantidad de sopa deseada y verduras cocidas, hervidas o a la plancha de todo tipo, para la comida y la cena, o bien frescas en ensalada. Nada de fruta ni otros alimentos.

- Tercer día: Se combinan los dos días anteriores, se pueden tomar todo tipo de frutas y verduras junto con la sopa. Al final de estos tres días se pueden haber perdido hasta 3 kilos.

- Cuarto día: Sopa quemagrasas, entre tres y cinco plátanos y leche desnatada, hay que beber mucha agua para mantener la hidratación.

- Quinto día: Acompañar la sopa a lo largo del día con carne de pollo o pavo, hasta un total de 500 gramos, y tomates para acompañar.

- Sexto día: Como en el día anterior, la dieta se compone de sopa y carne, en este caso sin límite de cantidad, siempre que sea magra y se cocine a la plancha o asada.

- Séptimo día: Junto con la sopa quemagrasas se debe tomar arroz integral cocido o al vapor con verduras, además de fruta. Una vez acabada la dieta es necesario descansar para no provocar deficiencias nutricionales y retomar una dieta balanceada y completa aunque moderando las cantidades y evitando los dulces.

Puedes leer más artículos similares a Dieta quemagrasas para tener un vientre plano, en la categoría de Adelgazar en Diario Femenino.