Frutas y verduras para el dolor de cabeza

Marta Valle

En muchas ocasiones, un dolor de cabeza es un mecanismo a través del cual nuestro propio organismo nos está avisando de que existe un problema más grave que se está desarrollando en otra zona del cuerpo. De esta forma, resulta importante que antes de intentar paliarlo a través de fármacos de venta libre tales como aspirina, ibuprofeno o paracetamol, intentemos determinar cuál es la causa de su aparición. Factores como una dieta poco equilibrada pueden determinar la aparición de diversas dolencias tales como jaquecas o migrañas, consecuencias que, dado el caso, se podrían corregir a través de una buena alimentación.

Alimentos para el dolor de cabeza

Tan importante como los alimentos a ingerir son las comidas a evitar, de forma que logremos no condicionar a nuestro organismo para que se generen dolores de cabeza por llevar una dieta excesivamente desequilibrada. Es el caso de productos como el azúcar refinado, los alimentos ricos en hidratos de carbono, las grasas animales o los cereales. También existen casos de mujeres que reaccionan negativamente al consumo de yogures enteros, queso cheddar, alcohol e, incluso, dulces como el chocolate.

Si el problema de las jaquecas persiste y está relacionado con la propia alimentación, es posible que se deba al hecho de que la rutina alimentaria que estemos siguiendo ande escasa de productos ricos en vitaminas A y C. Dado el caso, lo más prudente resulta recurrir a comprimidos multivitamínicos de venta tanto en farmacias como en supermercados y, por supuesto, la opción más saludable que pasa por la ingesta de verduras y frutas frescas. Siguiendo la opinión de los expertos en nutrición, la mejor manera de identificar los productos que más pueden suplir dichas carencias es por su color, siendo éste rojo o amarillo (mango, melocotón, cereza, grosella).

También los frutos secos, al suponer una importante fuente de magnesio pueden evitar estados de nerviosismo e irritación que, en definitiva, pueden derivar en la generación de migrañas. Las hortalizas, ya sean frescas o cocidas al vapor, suponen una inyección de vitaminas que ayudan a nuestro cuerpo a prevenir resfriados y el insomnio, dos factores frecuentes en la generación de cefaleas.