Dolor de cabeza acompañado de vértigo: posibles causas y remedios

Marta Valle

El vértigo hace referencia a una sensación a través de la cual el cuerpo (o lo que rodea a éste) se está moviendo continuamente en forma de giros. Se trata de un síntoma que puede preceder al padecimiento de un buen número de trastornos y patologías diferentes, entre las cuales se encuentra el dolor de cabeza. El origen más común del vértigo tiene que ver con las enfermedades que habitualmente afectan al oído, por lo que la intervención de un especialista tal como pueda ser un otorrinolaringólogo va a ser fundamental a la hora de establecer un diagnóstico efectivo.

Dolor de cabeza causado por ataques de vértigo

Tanto las jaquecas como los vértigos son dos anomalías que, a priori, se presentan sin ningún tipo de relación mutua. Sin embargo, tanto lo que comienza como un dolor de cabeza puede acabar con un mareo, como el padecimiento de un episodio de vértigo puede devenir en una fuerte cefalea. El origen en sí mismo va a resultar una clave en el hallazgo de un tratamiento adecuado y de un diagnóstico certero.  El vértigo, además, puede aparecer acompañado de otros síntomas tales como zumbidos en los oídos, náuseas o vómitos.

Dependiendo de los factores que originen el vértigo, éste puede llegar a durar desde tan sólo unos segundos hasta, incluso, meses. En aquellos casos que se alarguen más en el tiempo resulta más probable la aparición de frecuentes cefaleas. Cualquier mujer puede verse afectada de una patología de esta clase, por lo que resulta bastante complicado tanto predecir cómo evitar el primer episodio. Sin embargo, podemos evitar situaciones de riesgo para nuestro cuerpo –como subir escaleras o trabajar en alturas- si estamos notando síntomas de desequilibrio y mareo, ya que, en muchas ocasiones, suponen el paso previo al vértigo.

El tratamiento de un episodio fuerte de vértigos, acompañado de constantes dolores de cabeza, puede comenzar con la recomendación médica de reposo en la cama así como la prescripción de medicamentos que bloqueen la actividad anómala en el oído interno. Así podemos toparnos con fármacos como la meclizina, la prometazina o el dimenhidrinato. Igualmente, queda a decisión del especialista el hecho de realizar pruebas más profusas en la consulta.

Puedes leer más artículos similares a Dolor de cabeza acompañado de vértigo: posibles causas y remedios, en la categoría de Dolor de cabeza en Diario Femenino.