Dolor de cabeza por depresión: causas y remedios

Marta Valle

El dolor de cabeza crónico puede llegar a ser un indicador certero de un estado depresivo. De acuerdo con investigaciones recientes al respecto, cuando una migraña está acompañada de otros síntomas que pueden oscilar desde lo físico hasta lo psicológico y somático, nos encontramos ante un cuadro de depresión que dispone especial impacto sobre la población femenina. Esta no es, precisamente, una asociación nueva en el seno de la comunidad científica pues son muchos los estudios que han establecido una relación entre las enfermedades crónicas de la cabeza y la depresión.

La depresión y el dolor de cabeza

Una cefalea tensional crónica puede llegar a disimular un serio desorden emocional como supone el padecimiento de una depresión. Desde el punto de vista de las pacientes, es preferible que el diagnóstico se centre en factores físicos antes que en la sintomatología relacionada con el plano emocional y neurológico. Esta circunstancia tiene mucho que ver con la menor aceptación social de una anomalía psicológica como la depresión, lo cual puede incidir en un agravamiento de su impacto negativo.

Los efectos de una depresión se pueden convertir en síntomas físicos y viceversa. Dado el caso, la depresión puede actuar como una enfermedad ocultada por los efectos físicos que genera el dolor de cabeza crónico, por lo que tras una evaluación  médica exhaustiva se puede desenmascarar un episodio depresivo a raíz de la circunstancia mentada. Como ejemplo es posible destacar las cefaleas que ocurren normalmente por la mañana o por la tarde, especialmente después de un periodo continuado de estrés como pueda ser la época de exámenes, el fin de semana tras unos días de duro trabajo o los primeros días de las vacaciones.

Esta clase de jaquecas no suelen aparecer como un dolor punzante, sino que se materializa más bien como una molestia continua y adormecedora. Puede llegar a afectar cualquier parte de la cabeza, especialmente la parte posterior del cráneo, siendo descrito el dolor por las pacientes como una presión con ligeras sensaciones de hormigueo. Lo habitual es que este cuadro se presente en las mujeres afectadas de un modo continuo a lo largo de muchos años, convirtiéndose en un síntoma emocional por la mera impotencia a la hora de remediarlo.

Puedes leer más artículos similares a Dolor de cabeza por depresión: causas y remedios, en la categoría de Dolor de cabeza en Diario Femenino.