Dolor de cabeza por estrés: tipos y técnicas para aliviarlo

Dolor de cabeza por estrés

Todas somos conscientes de que la vida puede llegar a ser muy estresante: nuestro trabajo habitual, las tareas del hogar o cuidar de los niños a la par que constructivo y gratificante puede llegar a generar una gran cantidad de nervios y cansancio. Junto a otra sintomatología, el estrés puede materializarse a través de numerosos dolores de cabeza que no sólo conllevan complicaciones a nuestra salud sino que también pueden llegar acompañados de agotamiento físico y mental. Por esta razón, se hace fundamental lograr controlar estos episodios para poder aprender a lidiar eficientemente con estas dolencias.

Cómo se presenta el dolor de cabeza causado por estrés

Lo cierto y verdad es que no existe una única forma en la que el dolor de cabeza causado por el estrés se presente en nuestro organismo. Éste puede aparecer como una sensación punzante alrededor de la frente, concentrado en ambos lados de la cabeza o a través de molestias en la zona de la nuca. A diferencia de otras dolencias relacionadas como puedan ser las migrañas, se trata de jaquecas que pueden combatirse con cierta facilidad a través de medicamentos comunes. Igualmente, resulta conveniente consultar al médico de cabecera pues éstas pueden presentarse esporádicamente o de forma ininterrumpida en un periodo de tiempo determinado.

El estrés dispone de diversas formas de presentarse en nuestra vida. Las cuestiones diarias, como ya mencionábamos con anterioridad, ya agregan suficiente nerviosismo a nuestro organismo, por lo que las dolencias generadas a partir de este hecho pueden resultar temores añadidos que, a la postre, dan lugar a episodios de descontrol y temor a no poder combatir eficazmente dicho estado de ánimo. Por lo tanto, ser capaces de controlar nuestras emociones durante una situación que se nos presente estresante va a reducir considerablemente las posibilidades de sufrir jaquecas.

Existen numerosas técnicas que pueden ayudarnos a vencer las situaciones estresantes o, acaso, prepararnos tanto física como psicológicamente a su llegada. Prácticas deportivas como el yoga o el pilates, técnicas de relajación a través de ejercicios de respiración, la meditación, la ingesta de vitamina B-3 o la realización de ejercicio físico de forma continua y moderada resultan especialmente efectivas y beneficiosas para controlar dolencias generadas por situaciones de estrés.

Marta Valle  •  lunes, 15 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x