Dolor de cabeza por practicar deporte: evítalo

Marta Valle

Disponer de rutinas cotidianas a partir de las cuales practiquemos ejercicio físico de forma continua y moderada, puede resultar muy saludable de cara a tener un estilo de vida equilibrado y sano. Sin embargo, el deporte también puede tener otra cara y es que su realización puede generar dolores de cabeza a algunas de nosotras. Según los especialistas médicos, esta circunstancia obedece a la llamada cefalea tensional, provocada por una tensión excesiva en los músculos que rodean el área de la cabeza: cervicales y hombros fundamentalmente. Sin embargo, no es la única causa pues dichas jaquecas también pueden ocurrir tras la realización de un esfuerzo excesivo.

Dolores de cabeza relacionados con la práctica de deporte

El dolor de cabeza tensional aparece debido a una fuerte tensión en el cuello, la cabeza o los hombros y su origen es posible que esté relacionado con el cansancio, el estrés, la ansiedad o una mala higiene postural. Por otra parte, otros especialistas médicos señalan otras causas a la hora de relacionar la generación de jaquecas y la práctica de ejercicio físico. En este caso, las cefaleas se deberían a un aumento de la presión arterial que, a su vez, provocarían un incremento en la presión intracraneal.

Si realizamos prácticas deportivas de forma frecuente, es posible que tras estos entrenamientos suframos dolores de cabeza. Esto puede deberse a diferentes razones que pasan por: un entrenamiento más agresivo de lo que nuestro cuerpo puede aguantar, disminución del azúcar en la sangre por no haber ingerido alimentos antes de realizar el ejercicio, deshidratación al no tomar agua o bebidas isotónica (según el caso y el tipo de deporte) durante la práctica deportiva o que nos hayamos provocado algún tipo de lesión nerviosa.

Aparte de consultar al médico para descartar problemas nutricionales, podemos seguir una serie de recomendaciones para no sufrir jaquecas durante o tras la práctica de ejercicio físico: realizar un calentamiento adecuado para la práctica que vayamos a realizar, hidratarse, realizar los esfuerzos de forma progresiva y mantener las posturas correctas.