Dieta vegetariana, ¿un buen método para adelgazar?

Teresa Guerra

 Dieta vegetariana

Quienes comienzan una dieta vegetariana suelen hacerlo por una preferencia personal, o bien por motivos éticos de respeto hacia los animales. Sin embargo, quienes defienden esta dieta le atribuyen además otros beneficios, como puede ser su capacidad de ayudarnos a adelgazar, ¿qué hay de cierto en esta afirmación?

En primer lugar, debemos conocer en qué consiste la dieta vegetariana. Se trata de una propuesta de alimentación que excluye el consumo de carne o pescado de todo tipo. Su principal diferencia con la dieta vegana es que no impide la ingesta de productos derivados de los animales, comos los huevos o lácteos.

Beneficios de la dieta vegetariana para perder peso

Al no incluir carne ni pescado, la dieta vegetariana sustituye los platos principales por aquellos principalmente basados en las verduras y la fruta. Contienen fibras, vitaminas y muchos nutrientes, por lo que se recomienda incluirlas en todas las comidas a lo largo del día. La fruta se puede tomar como pieza o en zumos o batidos, y en cuanto a los vegetales, se pueden consumir frescos o, en caso de cocinarlos, al vapor, horno o plancha, nunca fritos ni rebozados.

Los huevos cocidos o el queso fresco son buenas fuentes de proteínas, pero si queremos optar por una dieta libre de proteína animal existen otras opciones para sustituirla, como son las legumbres. Los cereales también pueden proporcionarnos proteína, pero debido a su alto contenido en carbohidratos, conviene consumirlos en menor cantidad, y siempre que se pueda en forma integral pues aportan más fibra.

Lo mismo se aplica a otros hidratos como el arroz o la pasta, que a ser posible deben limitarse a aquellas comidas tras las que vayamos a realizar deporte. Conviene realizar ejercicio diariamente, y beber agua en abundancia, al menos dos litros diarios. Con estas recomendaciones, y siempre bajo control de un médico o nutricionista, descubriremos cómo es posible perder peso con una dieta vegetariana.