El problema de los alimentos procesados para adelgazar

Sergio Gallego

Una de las causas por las que el número de obesos crece cada día en nuestro país, se debe una mala y deificiente alimentación. El consumo de alimentos procesados son realmente perjudiciales para la salud y es por ello que hay que evitarlos si no quieres tener problemas de sobrepeso. Una dieta saludable sin nada de excesos y base de productos naturales te ayudará a estar perfectamente y a presumir de una figura ideal.

Los alimentos procesados a la hora de perder peso

Los alimentos procesados son productos naturales que las fábricas convierten en industrializados. En dicho proceso, los alimentos pierden gran parte de sus nutrientes por lo que resultan poco beneficiosos para la salud. Es por ello que los nutricionistas aconsejan evitar en la medida de lo posible tales productos procesados y optar por el consumo de productos naturales como la fruta o las verduras. 

Es muy normal que la comida procesada contenga numerosos productos químicos realmente malos para la salud y que pueden provocar desde obesidad hasta diabetes o problemas en el corazón. Algunos de los elementos tan dañinos para la salud son los conservantes, jarabe de maíz de alta fructosa, aceite hidrogenado y las grasas trans.

Si evitas el consumir dichos productos procesados y optas por ingerir alimentos 100% naturales, no tendrás que preocuparte del daño al cuerpo y conseguirás evitar problemas con tu salud. Un aspecto realmente preocupante de los alimentos procesados es que suelen crear adicción como es el caso de las patatas fritas o de la crema de cacao. Esto se debe a las grandes cantidades de azúcar y de grasa que contienen.

Por último debes saber que los productos procesados tienen muy poca fibra por lo que la sensación de saciedad es casi nula. Por contra, una manzana o un poco de brócoli te permitirá saciarte mucho más rápido y de una forma saludable. Si de verdad quieres perder peso y decir adiós a esos kilos de más, debes cambiar de hábitos y optar por una alimentación nutritiva y equilibrada.