Dietas detox: lo que no sabías

Marta Valle

Lo que no sabías de las dietas detox

Las conocidas dietas detox están continuamente rodeadas de multitud de polémicas. Los medios que airean sus bondades se enfrentan a las versiones respaldadas por la comunidad médica que insisten en poner en entredicho sus supuestas labores depurativas.

Como suele ocurrir en estos casos, el marketing viene auspiciado por promotores con escasa relevancia científica como celebrities conocidas por labores en el mundo de la moda o de la actuación. De ahí, la cadena comunicativa comienza a forjarse hasta vender las propiedades más inusitadas. Pero, ¿es oro todo lo que reluce en lo que respecta a las dietas detox?

Cuestiones polémicas en torno a las dietas detox

La gran cantidad de manifestaciones que disponen las dietas detox sobre el mundo de la nutrición no se encuentran exentas, como hemos dicho, de controversias ya que, como insisten en apoyar la mayoría de expertos en la materia, no existe ninguna evidencia científica que permita respaldar su eficacia.

Son las propias estrategias de comunicación que circundan el universo de los regímenes desintoxicantes los que generan tantas dudas, ya que todas nosotras asumimos que órganos tan importantes como los riñones o el hígado ejecutan normalmente todas sus labores de desintoxicación en la gran mayoría de las personas saludables, sin tener que necesitar ningún tipo de injerencia externa en este sentido.

Por si fuera poco, los críticos de este tipo de rutinas alimentarias detox afirman que estos regímenes no pueden ser sostenidos durante un largo espacio de tiempo sin provocar una gran cantidad de daños en el organismo, por lo que, al final, resultan siendo productos inverosímiles que sólo sirven para ofrecer mercadotecnia pura y dura.

La excesiva restrictividad, en algunos de los casos más extremos, en la ingesta de los principales macronutrientes puede convertirse en un escollo difícil de superar.

Aunque quizá los argumentos más peligrosos entre los que validan las supuestas bondades de las dietas desintoxicantes son los que alegan que éstas son capaces de tratar patologías severas.

Los médicos, formados en los tratamientos clásicos de enfermedades, no suelen dar excesiva credibilidad a estos métodos arraigados simplemente en modificaciones nutricionales -más o menos sustanciales- que, a fin de cuentas, terminan siendo teorías absolutamente infundadas.