Los peligros de las dietas detox: conoce sus riesgos

Marta Valle

Riesgos de las dietas detox

Las dietas detox son aquellas que suelen aplicarse en un corto espacio de tiempo con el objetivo de liberar toxinas del organismo, perder peso y ganar energía. Consisten, por regla general -aunque existen variaciones menos agresivas-, en un consumo masivo, y casi exclusivo, de frutas y verduras, elevando la ingesta tanto de líquidos como de agua y alternando, incluso, con algunos días de ayuno de forma que se pueda vaciar efectivamente el sistema digestivo. Por sus propias características intrínsecas, estas rutinas no suelen durar más de una semana. A pesar de ello, las consecuencias negativas sobre el organismo pueden manifestarse de forma muy patente.

Las consecuencias negativas de seguir una dieta detox

Existen varios riesgos asociados al seguimiento de este tipo de rutinas alimentarias supuestamente desintoxicantes. Se tiende a asegurar que con estas dietas resulta posible perder hasta cinco kilos en un corto espacio de tiempo. Sin embargo, desde el mismo momento en el que volvemos a comer de una manera más o menos organizada, todo lo que se ha perdido se recupera rápidamente. Podemos concluir, en este sentido, que la pérdida es absolutamente ficticia. Por si no fuera poco, son regímenes que limitan en exceso el aporte proteico al organismo, lo que hace perder una gran cantidad de masa muscular durante el tratamiento.

Hay médicos que van un paso más allá y aprecian no tanto ficción sino más bien peligrosidad en el seguimiento de una dieta detox. Afirman que desintoxicarse durante un periodo específico de tiempo resulta médicamente fútil ya que, a la larga, no es capaz de conseguir los objetivos que pretende. Además, puede crear la idea de que una persona es libre de maltratar su hígado tanto como quiera ya que, posteriormente, existe la posibilidad de repararlo rápidamente a través de una rutina alimentaria concreta. Cuestión que puede resultar sumamente peligrosa para la salud.

Es cierto que hay un aporte extraordinario de vitaminas, pero también lo es el hecho de que la ingesta de azúcares simples se incrementa masivamente. Éstos, al no tener que ser metabolizados, digeridos y absorbidos por el organismo, se transforman inmediatamente en grasa. De esta forma, se pervierte uno de los objetivos básicos de cualquier dieta de adelgazamiento que se precie.